martes 19/1/21
Colapsadas

Las restricciones meten en un atasco a las autoescuelas

Las limitaciones de aforo, de profesores y de alumnos ralentizan sobremanera su actividad
Las autoescuelas tienen que redoblar esfuerzos para sacar adelante el atasco. FERNANDO OTERO
Las autoescuelas tienen que redoblar esfuerzos para sacar adelante el atasco. FERNANDO OTERO

La fase 2 de la desescalada trajo la apertura de las autoescuelas pero sus restricciones de espacio y distanciamiento han traído también de la mano «un atasco terrible» para estos centros, tal y como reconocen los profesionales que trabajan en ellos.

Si los recortes en examinadores de los últimos años ralentizaron su actividad, ahora se añaden todas las restricciones sanitarias que impone el coronavirus para frenar su expansión.

«Por el covid, los alumnos que teníamos en marzo los arrastramos ahora que es la época mas fuerte para nosotros», comentan. Este año Trafico no cierra en verano pero eso no quiere decir que los examinadores no tengan sus vacaciones y además los numerosos protocolos que impone el covid contribuyen a ese atasco.

Nuevas normas

La desinfección del coche lleva más de diez minutos entre alumno y alumno

«Antes iba el profesor al lado del alumno y dentro el examinador con otro alumno, Ahora los exámenes son con un único alumno y hay que ir y volver a la base. Entonces si antes un examinador evaluaba a once o doce ahora solo puede hacerlo con nueve».

Y a ese recorte hay que añadirle la desinfección del coche —más de diez minutos— entre alumno y alumno. «Al final todo juega en contra».

Las restricciones de espacio interiores en las propias autoescuelas, con dos metros mínimo, restringe la capacidad a un 30% en el mejor de los casos. De igual manera, el aula de exámenes teóricos queda ahora recortada a la mitad de su capacidad lo que contribuirá a incrementar ese tapón que no había.

En busca de soluciones

Algunas autoescuelas han intentado poner soluciones poniendo clases por zoom pero no funciona porque todo el mundo prefiere las clases presenciales. Y el sector teme que la oleada de nuevas matriculaciones que se produce siempre cuando terminan las pruebas de la Ebau contribuya a agravar la situación.

Una situación en todo caso, que es un peaje de obligado cumplimiento como apunta Vicente González, presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de León. «Estamos saliendo de un confinamiento y Tráfico tiene un calendario para cada jefatura pero hay una normativa sanitaria que hay que cumplir.

Hay una buena disposición de colaboración pero esta es una situación nueva que hay que resolver poco a poco. Ahora lo básico se la salud de todos y que los alumnos vengan protegidos a sacarse el carnet. Estamos en una situación extraordinaria y las medidas son extraordinarias».

Las restricciones meten en un atasco a las autoescuelas