martes 11/8/20
Hostelería

Las restricciones al ocio nocturno obligarán a despedir o recortar 800 empleos en la ciudad

La hostelería advierte de que el cierre a las 2 de la mañana condena a 150 bares que hacen caja a partir de esa hora
Las restricciones horarias del ocio nocturno en León amenazan con cercenar alrededor de 800 empleos. JESÚS F. SALVADORES
Las restricciones horarias del ocio nocturno en León amenazan con cercenar alrededor de 800 empleos. JESÚS F. SALVADORES

«Para muchos negocios puede suponer la puntilla definitiva». Con esta frase cargada de pesimismo —y también de queja— valoró ayer el presidente de la Asociación de Hostelería de León, Martín Méndez, el anuncio de la Junta de las nuevas restricciones horarias para bares y discotecas, limitando su actividad hasta las dos de la mañana. En virtud de este recorte al ocio nocturno, a partir de las 1.30 horas no se permitirán más accesos a los locales, que deberán cerrar sus puertas media hora después, a las dos de la mañana.

Su efecto en un sector castigado por la pandemia desde el minuto uno será demoledor. «En León capital hay unos 150 establecimientos que se verán abocados al cierre. Aquí tenemos muchos bares que solo abren por la noche y empiezan a trabajar de la 1 a las 4 de la mañana que es cuando facturan», explicó Méndez. Obligados a cerrar a las dos no les compensa abrir, por lo que su cierre equivaldría a cercenar alrededor de 800 puestos de trabajo, según los cálculos de la Asociación de Hostelería.

«Es una medida desproporcionada y lo que nos pone es en alerta sobre cual es la estrategia de la Junta. ¿Si existiese un problema de contagio en cualquier otro sector la decisión sería cerrar ese sector por completo?» se preguntó en tono crítico el secretario adjunto de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), Enrique Suárez.

Favorecerá el botellón
«Los jóvenes no se irán a casa a las dos, se juntarán en el río o en un parque, multiplicando el riesgo»

A su juicio se deben mejorar y reforzar todas las medidas de seguridad y sanitarias pero sin cerrar los ojos a otras realidades. «Porque no podemos permitirnos cerrar la economía durante mas tiempo», subrayó. «Es evidente que la administración debe hacer su trabajo para con esta medida hemos empezado justamente a hacer las cosas al revés; algo así debería aplicarse solo cuando no hubiese más remedio».

Tanto Martín Méndez como el secretario adjunto de la Fele sostienen que la Junta debería haber aplicado criterios territoriales a la hora de recortar el horario del ocio nocturno. Creen mucho más razonable hacer un barrido por provincias y activar las restricciones sólo en las zonas con brotes de contagios preocupantes. «Eso sería lo más lógico y no hacer esta tabla rasa», subrayó Suárez. «No entendemos que porque haya rebrotes tengamos que pagar todos. La rseponsabilidad nos hace acatar esa orden pero si hay un rebrote en Soria o Burgos habría que aplicar esta medida en esas zonas y no en León, donde se mantienen las cifras estables. El recorte horario del ocio nocturno debería hacerse en función de las zonas problemáticas», abundó Méndez.

De lo que ambos están convencidos es de que esta medida, a la postre, favorecerá actividades ilegales como el famoso botellón.

«Vamos a conseguir el efecto contrario. En los locales hay medidas de higiene y seguridad controla el aforo. ¿Pensamos acaso que los jóvenes se van a ir para casa a las 2 de la mañana; está claro que no. Irán a la orilla del río, a un parque o a La Candamia a hacer botellones, multiplicando el riesgo».

Las restricciones al ocio nocturno obligarán a despedir o recortar 800 empleos en la...