viernes. 01.07.2022
DL17P10F10-17-09-10-4.jpg

Conseguir que la FP Dual arraigue en la provincia de León es una baza fundamental no sólo para relanzar los ciclos formativos, si no también para lograr empresas más competitivas, con personal formado casi exclusivamente para sus necesidades concretas. A pesar de que son muchos los planes lanzados desde las distintas administraciones para conseguir que la FP Dual se expanda, en la provincia de León este modelo sigue sin fraguar a pesar de que desde los centros educativos y desde la Junta insisten en ensalzar sus bondades. El foco está puesto casi siempre en las características del tejido industrial de la provincia de León, con pymes y micropymes que alegan que no son capaces de asumir al alumno, ya que durante el tiempo de estancia de éste en la empresa debe contar con un tutor que le siga formando a nivel práctico. Así, la FP Dual se ha convertido en una demanda constante que pretende copiar modelos como el del País Vasco o el alemán donde está ya muy asentada a fin de conseguir que los chicos que salen al mercado al mercado laboral estén preparados para las demandas concretas que éste exige o que, tras un periodo en la empresa, el alumno en formación ya se incorpore como trabajador. Es preciso en este sentido una mayor implicación de la Junta para conseguir motivar e incentivar al sector empresarial para que, de una vez por todas, se suba a este carro educativo que, a la par, también es motor económico.

El reto urgente de lograr implicar a las empresas en los ciclos del FP Dual