martes. 05.07.2022
Sanidad

Sacyl vuelve a apoyarse en hospitales privados para las cirugías oncológicas

El alquiler de los quirófanos se realiza con precios de 2010 y de 1975 para camas en el Bierzo
clínica san francisco
Entrada principal de la clínica San Francisco. SECUNDINO PÉREZ

Como ya ocurrió en la primera ola, Sacyl ha tenido que apoyarse en los hospitales privados ante la imposibilidad de atender a tiempo algunas de las cirugías urgentes, sobre todo, de carácter oncológico. Desde el pasado viernes, el personal especialista del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) está utilizando dos quirófanos de HM uno en La Regla y otro en San Francisco para operaciones tumorales de dermatología, urología y ginecología, a las que también se suman esta semana intervenciones de oncología de colón, cirugía general y otorrinolaringología, según confirmó ayer la Junta.

Estos acuerdos implican exclusivamente el alquiler a los centros privados de los quirófanos y los aparatos para operar a pacientes que no requieren una posterior recuperación en unidades de críticos. Las tarifas por ese uso se establecen en el decreto 25/2010 de 17 de junio, lo que significa recurrir a precios de hace once años sin actualizar. Aunque HM elude entrar a valorar públicamente si las cuantías son ajustadas, en otros puntos de la Comunidad como Salamanca la sanidad privada sí ha denunciado «diferencias entre provincias de hasta un 615% respecto a los pagos que se conceden a hospitales de Valladolid». La Junta niega esas variaciones e insiste en que las pautas para el alquiler de quirófanos, de hasta 6.400 euros según el decreto, y de camas de convalecencia, de hasta 404 euros al día, «es igual para todos los hospitales de la Comunidad y todos tienen que atenerse a no superar los precios máximos».

Otra cuestión son los acuerdos y conciertos que están vigentes entre Sacyl y las entidades hospitalarias. En el caso del Hospital de la Reina del Bierzo, cuyo convenio para recibir pacientes de la sanidad pública data de 1975, se están intentando negociar mejoras pues percibe 76 euros por cama, «cinco veces menos que los hospitales de Valladolid», lamenta su gerente Félix Rapún, quien entiende que «un paciente es un paciente esté en el lugar que esté». Este Hospital de Ponferrada ha colaborado con Sacyl en aligerar la lista de cirugías traumatológicas.

Dos salas en HM
Personal del Hospital de León opera en San Francisco y La Regla tumores de urología, ginecología, colón y piel

Por su parte, el Hospital San Juan de Dios de León acaba de renovar su Convenio Singular de Vinculación con la sanidad pública por 10,4 millones al año para hacerse cargo de un volumen de 2.900 hospitalizaciones, 1.440 procedimientos quirúrgicos y 3.500 pruebas diagnósticas. En la primera ola practicó 60 cirugías, la mayoría relacionadas con cuadros tumorales y traumatológicas y dispone de una planta para ampliar el número de derivaciones si fuera preciso. «La comunicación con el Hospital de León es continúa y barajamos diferentes escenarios por si fueran necesarios refuerzos. No somos un hospital público, pero sí un recurso más de Sacyl», señala su responsable, Juan Francisco Seco. Igualmente HM abrió sus quirófanos la pasada primavera para que se efectuaran 405 intervenciones, desde cirugías pediátricas a maxilofaciales, vascular, plástica y trauma, entre otras.

HM La Regla mantiene el acuerdo sellado entre la Diócesis y Sacyl para que le derive pacientes. La pasada semana atendió a 14 enfermos. «Estamos a total disposición de la consejería de Sanidad para echar una mano en lo que se necesite», remarcan.

Cinco veces más
La Junta niega diferencias de tarifas entre provincias, pero la Reina recibe 76 euros por cama y Valladolid 400 euros

El volcado de operaciones en la privada se produce por la alta presión del covid que inutiliza ya once quirófanos del Caule que se reutilizan como ucis extendidas, de modo que sólo quedan cinco de estos espacios para los pacientes de prioridad 1, tumores y no demorables, uno para las urgencias y dos para las intervenciones de ojos.

El coronavirus obliga a reprogramar las cirugías consideradas no urgentes en función de «criterios de prioridad y disponibilidad» de quirófanos, de modo que inevitablemente se reduce el volumen de intervenciones, como ocurrió en primavera y en noviembre. La bolsa de operaciones pendientes acumula 4.009 pacientes en la actualidad y la espera media para entrar a operarse supera los cinco meses. La lista se ha visto alterada por los cambios que introducen las escaladas y desescaladas del virus.

Sacyl vuelve a apoyarse en hospitales privados para las cirugías oncológicas
Comentarios