lunes. 04.07.2022
| san andrés del rabanedo |

Sale a concurso el contrato de la gestión integral de la energía hasta el año 2022

Afecta a los 31 edificios municipales, 20 semáforos, 66 cuadros de luz, riego y bombeo.
El alumbrado público y su mantenimiento será una de las áreas que gestionará la adjudicataria.

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha sacado a concurso el contrato de suministro y gestión de servicios energéticos y mantenimiento con garantía total de las instalaciones de edificios municipales y de alumbrado público para los próximos diez años. El presupuesto de licitación es de 10.615.330 euros (impuestos incluidos). Las empresas interesadas podrán presentar su oferta hasta el próximo 12 de diciembre. Entre sus requisitos figura tener un volumen de negocios de, al menos, 1.500.000 euros de media anual en los tres ejercicios anteriores. La apertura de plicas tendrá lugar el 19 de diciembre para que el contrato entre en vigor el 1 de enero del 2013.

El nuevo contrato incluirá la gestión integral de la energía (luz, gas, gasóleo y climatización) de los 31 edificios municipales, de los 66 cuadros eléctricos existentes para el control del alumbrado público, además de los seis equipos de bombeo, las nueve instalaciones de riego, las dos fuentes, el ascensor de la pasarela peatonal de Limonar de Cuba y los 20 semáforos, así como la fotocélula y el reloj astronómico que controla el encendido y el apagado del alumbrado público.

Al margen de estos datos, incluidos en el pliego de prescripciones técnicas de la licitación, la empresa que resulte adjudicataria tendrá que realizar, durante los seis primeros meses del próximo año, una auditoría en la que se valore el estado real de todas estas instalaciones.

Este contrato supondrá aglutinar en una sola empresa los servicios que ahora prestan varias mercantiles, algunas de ellas sin contrato alguno lo que supone una mayor carestía del servicio. El contrato incluye cinco aspectos relevantes que permitirán ahorrar medio millón de euros al año hasta el 2022. El primero de ellos es la gestión energética necesaria para el funcionamiento de las instalaciones objetivo del contrato: suministro de energía térmica transformada y electricidad, control de calidad y cantidad y uso de garantías de aprovisionamiento. El segundo hace referencia al mantenimiento preventivo para lograr el perfecto funcionamiento de la totalidad de las instalaciones y su máximo rendimiento. Además, el contrato incluye la reparación de todos los elementos deteriorados y las inversiones para fomentar el ahorro energético y las energías renovables. De hecho, tal y como se afirma en el pliego, «se pretende promover la mejora de la eficiencia energética mediante la incorporación de equipos e instalaciones que fomenten el ahorro de energía y la utilización de energías como la biomasa, energía solar térmica, fotovoltaica o cogeneración». La gestión de la energía eléctrica se extiende desde el contador hasta los puntos finales del consumo, incluyendo cuadros, sistema de alumbrado, ascensores, pararrayos, grupos electrógenos o alumbrado exterior y las luminarias.

Sale a concurso el contrato de la gestión integral de la energía hasta el año 2022
Comentarios