lunes. 27.06.2022
Alegaciones del PP a los presupuestos municipales. F. Otero Perandones.
Fernando Salguero. FERNANDO OTERO

Fernando Salguero, concejal en el Ayuntamiento de León, veterano militante y mano derecha de Antonio Silván en el Consistorio de la capital, podría asumir la coordinación del PP de León provisionalmente tras la dimisión de David Fernández como secretario general de los populares leoneses.

Sería la segunda ocasión en la que asume esta responsabilidad. Fue elegido para un puesto similar tras la dimisión de José Miguel González también como secretario general en 2018.

Previsiblemente, el presidente del PP de León, Javier Santiago Vélez, convocará a la Ejecutiva Provincial la próxima semana para afrontar la elección de un nuevo secretario general, si se lograra el consenso necesario. Cabe recordar que en la anterior ocasión en la que se produjo la renuncia en ese cargo no hubo sustituto hasta la celebración del Congreso.

La dimisión de David Fernández se produce tras la reunión que el pasado lunes mantuvieron el propio dimisionario y Javier Santiago Vélez con el vicesecretario de Organización Territorial de la dirección nacional del PP, Miguel Tellado, en la sede de Génova 13. En ella, Fernández no encontró el apoyo que buscaba en la batalla que mantiene abierta con el líder provincial. Ya en el transcurso de ese encuentro habría amenazado con marcharse de la secretaría general. Del mismo modo, lo hizo ayer coincidiendo con la celebración de un Pleno en las Cortes de Castilla Y León. Fuentes del partido aseguran que se le hizo ver la inoportunidad del momento, motivo por el que habría esperado 24 horas.

Fernández, que mantiene su acta como procurador regional, toma esta decisión tras no encontrar tampoco apoyos suficientes en su objetivo se ser el candidato del PP a la Alcaldía de León.

Fernández y Vélez pactaron el pasado año, poco antes de la celebración del Congreso Provincial, que el secretario general sería él mismo y el alcalde de Almanza sería presidente provincia. Ya en esos momentos se consideró un acuerdo antinatura, dada su escasa afinidad y su distinta procedencia de familias en el seno del PP leonés.

Salguero podría asumir la coordinación del PP provincial