martes 26/10/21
LA ECONOMÍA, A DEBATE EN LEÓN

«Hay que salir sin complejos, pero aportando valor añadido»

La estabilidad de los equipos es crítica para asumir los proyectos que desarrollan. RAIRO

Lugar: Club de Prensa del Diario de León. Gran Vía de San Marcos, esquina con calle Fajeros

Fecha: Hoy a las 19.30 horas

 

Recién firmada una alianza con el Nasdaq que define como «un comienzo interesante», consolidada su empresa británica y sumando proyectos internacionales, especialmente en los sectores energéticos y fintech, Xeridia afronta el futuro rozando ya el centenar de trabajadores y a punto de estrenar nueva sede en la avenida Padre Isla. Su director gerente analiza hoy La digitalización como herramienta para competir en un mercado global desde León.

 

—Xeridia acaba de anunciar un acuerdo con Nasdaq, ¿supone un salto cualitativo?

 

—Ellos se acercaron buscando socios en España, gracias a la visibilidad que estamos consiguiendo a nivel internacional. Llevamos tiempo trabajando con ellos y es un socio con el que puede haber mucho recorrido, también en el ámbito tecnológico. Es un comienzo interesante.

 

—¿Qué objetivos y plazos tiene en el mercado norteamericano?

 

—Desde Londres ya trabajamos con empresas de EE UU, que junto con Reino Unido era el mercado que más nos interesaba inicialmente. Ahora hay que consolidar la estructura en Londres con el actual formato, haciendo proyectos desde España para estos mercados. Dentro de la prudencia, dentro de dos o tres años esperamos estar allí.

 

—El aterrizaje en Level 39 fue un paso adelante en la evolución de la compañía.

 

—Sabíamos que era muy complicado abrirse paso en Londres, acceder a las grandes compañías. En los últimos años teníamos una clara especialización en el sector financiero, y Level 39 era la ubicación más propicia. Conseguimos que nos aceptaran, para ello fue fundamental contar con Smarkia, porque fue ese proyecto de empresa el que les interesó. Todas las semanas pasan por allí inversores.

 

—¿Cómo puede afectarles el Brexit?

 

—A la empresa le preocupan los cambios, aunque se adapta a un entorno continuamente cambiante. Nunca se sabe qué va a pasar, pero estamos tranquilos, allí operamos con una empresa inglesa, Xeridia UK Limited.

 

—¿Qué lecciones ha aprendido de este camino?

 

—Hay que ir sin ningún complejo, pero llevar un producto o servicio que aporte valor añadido, que es lo que se reconoce en estos mercados tan competitivos. A la vez, hay que tener paciencia. Es un proceso difícil, al principio eres uno más entre los muchos que llegan, sólo cuando ven que eres un proyecto sólido comienzan a prestar atención. Es un mercado muy dinámico, merece la pena estar allí.

 

—¿Se puede competir con el talento leonés en estos mercados globales?

 

—En cualquier parte del mundo. Una persona con talento y capacidades tecnológicas da igual dónde esté, y esa ha sido desde el principio la apuesta de Xeridia. Contar con profesionales capaces de desarrollar proyectos muy complejos, eso funciona en cualquier mercado.

 

—Su empresa ha crecido desarrollando soluciones a medida, la especialización fintech ¿va a cambiar ese perfil?

 

—No, es verdad que nos hemos orientado al sector financiero, pero las tecnologías son comunes en distintos sectores. Nuestra especialización es más funcional, conocer los mercados de deuda, renta variable,... Pero las plataformas que se desarrollan pueden aplicarse en otros ámbitos.

 

—¿Qué previsiones de contratación de personal tiene?

 

—Ahora somos 93 personas, 77 en Xeridia y 16 en Smarkia. Pero esto cambia día a día, no sé dónde podemos llegar. Nuestra ambición es seguir creciendo, pero como lo hemos hecho hasta ahora, con perfiles muy determinados para desarrollar proyectos de valor añadido. No nos interesa otro tipo de crecimiento.

 

—¿Considera que la empresa es suficientemente conocida en León? Quizá lo sea más cuando se trasladen del Parque Tecnológico al centro de la ciudad.

 

—Llevamos 16 años, pero la mayor parte de la gente no nos conoce, porque estamos enfocados a grandes empresas y sobre todo fuera de León. Pero ahora vamos a ser más visibles, y eso tiene la ventaja de que nos permitirá captar talento. Hace mucho que nos esforzamos trabajando con la Universidad, y queremos que los jóvenes vean Xeridia con potencial para desarrollar una carrera tan potente como en otros sitios. Y ser también un referente para el talento que quiera volver a León.

 

—Las empresas del sector se lamentan de que no encuentran profesionales cualificados para cubrir su demanda, ¿es su caso?

 

—Es un tema delicado. Nosotros entrevistamos a mucha gente, pero contratamos a poca. Queremos más, pero no encontramos lo que necesitamos. Es un problema de cualificación y perfiles. A cambio, en León es más fácil tener una empresa en la que los trabajadores están con nosotros muchísimos años, y esa estabilidad es crítica para montar equipos con una capacidad increíble para hacer proyectos de éxito. Por otra parte, cuando contratamos a alguien queremos que tenga talento y capacidad de aprender, que le apasione el desarrollo de software. Enseñarles es cosa nuestra.

 

—¿Cómo valora el polo tecnológico leonés, qué perspectivas cree que tiene?

 

—Somos un polo muy pequeño, con empresas muy interesantes haciendo cosas increíbles. Podemos hacer mucho más, porque hay capacidad; y sería muy interesante recuperar el talento leonés que está fuera. Dicho esto, hay herramientas de la administración que bien utilizadas podrían dar muchos más frutos,o por lo menos dar facilidades. No estoy diciendo que sea responsabilidad de las administraciones poner en marcha proyectos, eso es cosa de la iniciativa privada, pero tiene que haber apoyo.

 

—¿Qué ha aportado el Incibe al entorno tecnológico empresarial leonés?

 

—Xeridia vivió muy de cerca la evolución primero del Inteco, que contribuyó a cambiar el panorama tecnológico empresarial. Con una pequeña inversión tuvo un impacto fuerte. Con los años la estrategia de especialización en ciberseguridad fue una buena decisión, y en estos años se han conseguido cosas muy relevantes. Incibe puede hacer muchas cosas, me gustaría que fuese tractor de empresas de ciberseguridad, tienen presupuesto para serlo. Y eso pasa por dotarse de capacidades tecnológicas y humanas para ser los mejores; y haría que las empresas de alrededor se especializaran y crecieran. Tenemos una herramienta para generar una pequeña industria.

 

—La financiación que la UE tiene prevista a partir del próximo año para el desarrollo de innovación y tecnología se anuncia como una oportunidad para crear industrias a nivel local. ¿Comparte esta lectura?

 

—Creo que hay herramientas muy útiles para crear tecnología, y a las empresas pequeñas les es muy difícil conseguir financiación. Es una muy buena oportunidad, pero lo que me gustaría es que se aprovechara y salieran productos de verdad y con valor. No estoy en contra de las subvenciones, pero me gustaría que se premiasen más los proyectos que aportan valor frente a los que no lo hacen. A nivel europeo se gastan cantidades ingentes en apoyo a la innovación, nosotros también hemos recibido esos fondos. En Europa tenemos la asignatura pendiente de sacar mucho más rendimiento a esa inversión en ayudas, ese dinero es un medio, no es un fin.

 

—Xeridia nació como idea tras un proyecto juvenil ilusionante, pero que no cuajó. ¿Qué se necesita para triunfar?

 

—Eso no lo sé, sé que nosotros hemos hecho cosas que nos han salido bien. Por ejemplo, darnos cuenta de que había un mercado potencialmente interesante y que se podían atacar con lo que tenemos alrededor, en ese sentido estar en León es una ventaja. También siendo muy realista con los problemas. Fracasar en aquel primer intento seguramente fue lo mejor que pudo pasarnos, si no no seríamos lo que somos ahora. Vimos que el mundo empresarial es muy complejo, que no teníamos experiencia. Nuestro principal éxito es el equipo, ya desde la universidad hacíamos algo que nos apasionaba y nos compenetrábamos muy bien. Compartimos la visión de lo que es nuestra empresa.

«Hay que salir sin complejos, pero aportando valor añadido»
Comentarios