domingo 11/4/21
Cerrado desde hace cinco años

San Andrés abrirá Araú en otoño con la escuela de música y una oficina municipal

El presupuesto reserva 100.000 euros para poner en marcha el inmueble tras cinco años cerrado
Araú funcionó como chacinería desde el siglo XIX y pasó a manos municipales en 2000. RAMIRO

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo considera «prioritario» poder abrir este año el edificio más emblemático que posee el municipio, Araú. Un inmueble que lleva cerrado a cal y canto desde hace cinco años por diversos avatares, tras concluir su reforma. Primero, por las deficiencias en el sistema de calefacción, carpintería pintura y humedades que se detectaron y que la adjudicataria no subsanó porque entró en concurso de acreedores. Veinticinco meses después de tiras y aflojas, el Ministerio de Fomento aceptó encargarse de esos defectos ejecutando el aval de la empresa, un encarrilamiento que duró poco porque llegó la pandemia y el aislamiento.

La idea municipal ahora es dar vida por fin a Araú en otoño, coincidiendo con el nuevo curso, y poner en marcha en el sótano la Escuela Municipal de Música, como estaba previsto, y una oficina para trámites municipales para que los vecinos no necesiten desplazarse hasta la sede del Ayuntamiento ubicada en San Andrés pueblo.

Para avalar la intención de reapertura de Araú, el presupuesto de 2021 incluye una partida de 100.000 euros que permita girar la llave del edificio tras el verano y con todo a punto. La alcaldesa, Camino Cabañas, también celebrará a principios de marzo una reunión telemática con el consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega Álvarez, y con los directores generales de ambos sectores para buscar fórmulas de colaboración para dar vida a un conjunto arquitectónico de casi 2.300 metros cuadrados enclavado en el Camino de Santiago y con un auditorio semienterrado de 306 butacas.

Reunión con la Junta
Cabañas celebrará en marzo un encuentro con Cultura y Turismo en busca de colaboración

La vieja chacinería que impulsó Adriano Alcorta en Trobajo del Camino a mediados del siglo XIX acumula una larga lista de despropósitos que llegaron a dejar sus instalaciones casi en ruina en los noventa. Es más, culminadas las obras de rehabilitación que se prolongaron durante siete años, el inmueble sigue sin abrirse a la ciudadanía desde diciembre de 2015. Recuperar el esplendor del conjunto costó 5.932.510,69 euros, que fueron financiados íntegramente por el ministerio dentro del Programa de Rehabilitación Arquitectónica.

Los cuatro edificios ofrecen aulas que ocupará la escuela de música y la oficina municipal y de turismo, además de cuatro grandes salas de hasta 180 metros cuadrados para exposiciones, conferencias y empresas. En su día se planteó incluso un albergue de 30 plazas que hoy está desterrado en el inmueble de ventanales.

El Ayuntamiento quiere dar mucha relevancia a las tradiciones y al Camino de Santiago, donde se ubica este enclave, y movimiento al auditorio, que se asienta en la plaza posterior, en la calle Sira San Pedro, nombre de la viuda del sobrino de Adriano Alcorta que se hizo cargo del negocio de embutidos a partir de 1936. De ella se dice que dio de comer a muchos niños hambrientos en la guerra y la post-guerra. «Queremos que Araú se convierta en el foco cultural y social que le corresponde dentro del municipio y abierto al resto de la provincia», destacó la regidora. La factoría goza de la declaración de Bien de Interés Cultural y está catalogada dentro del Patrimonio Histórico del Camino de Santiago. Servirá para impulsar las posibilidades culturales y turísticas del municipio.

San Andrés abrirá Araú en otoño con la escuela de música y una oficina municipal