lunes 21/9/20

San Andrés, dispuesto a bloquear la obra si se perjudica a los vecinos

El equipo de gobierno se sentará a negociar soluciones, pero reclamará de nuevo el soterramiento y los cuatro carriles para el puente de San Juan de Dios
El puente en Párroco Pablo Díez, conocido como el puente de Miguélez, que Adif ha descubierto ahora que el AVE no cabe por ahí. RAMIRO
El puente en Párroco Pablo Díez, conocido como el puente de Miguélez, que Adif ha descubierto ahora que el AVE no cabe por ahí. RAMIRO

El equipo de gobierno de San Andrés del Rabanedo no está dispuesto a que el revés que sufre Adif en las obras del AVE a su paso por Trobajo del Camino salpique a los vecinos del municipio. Es más, si el gestor de infraestructuras ferroviarias desmonta, finalmente, el puente de Párroco Pablo Díez sin alternativas, cortando un paso sobre las vías que utilizan 15.000 vehículos a diario, el Ayuntamiento se plantará y paralizará la obra.

 

El equipo que encabeza la socialista Camino Cabañas opina que los ciudadanos de San Andrés «ya han sufrido bastante» por la brecha que generan las vías y por quedarse al margen de los planes de soterramiento que sí ha logrado León, que consideran «la mejor medida» para cohesionar el municipio y dar carpetazo al problema del tren.

 

Por eso, no van a hacerse cargo de «un problema que es de Adif» ni permitir que los vecinos «sean los damnificados» del error. Otra cuestión es sentarse a negociar con el gestor para abordar soluciones. El Ayuntamiento tiende la mano a Adif para escuchar las alternativas a un puente en el que encalla el AVE y que se ha convertido en un obstáculo para dar salida a la Alta Velocidad hacia Asturias. Pero creen que esa buena voluntad no puede resultar gratis, sobre todo, cuando San Andrés aspira a lograr que se soterre el paso del tren y que el nuevo puente que unirá San Juan de Dios con el Ayuntamiento se construya con cuatro carriles en lugar de los dos actuales.

 

En octubre de 2018 Adif licitó en 4,8 millones varias soluciones para coser la fractura de tres kilómetros que generan las vías ferroviarias al municipio de San Andrés. Entre ellas, en el entorno de Párroco Pablo Díez se añadían casi dos metros en la zona norte del puente para usarse como paso peatonal provisional mientras se derriba la pasarela de Miguélez y se coloca una nueva. Durante la redacción del proyecto de esa solución de permeabilidad cambió la normativa del AVE y el ancho de pantalla (la distancia entre los muros bajo ese puente) se quedó pequeña, al igual que la altura.

 

Al ejecutar las obras se comprueba que efectivamente el puente no cumple, aunque San Andrés no recibe un documento escrito que así lo acredite. Solo en las reuniones técnicas, los representantes de Adif manifiestan verbalmente la problemática y plantean que el puente deberá derribarse. De momento, tampoco han remitido escritos con las posibles soluciones. El Ayuntamiento sí ha trasladado a Adif que la incidencia «debe repercutir lo menos posible en los vecinos» y ha ordenado a los técnicos municipales un informe sobre lo que ocurre en el puente.

 

«El problema con la salida del AVE hacia Asturias lo tiene Adif y no vamos a consentir que un problema que no es nuestro perjudique a los vecinos», insisten desde el equipo de Gobierno, conscientes que se puede movilizar a la población, como ha ocurrido en Murcia, donde los vecinos han logrado el soterramiento tras manifestarse desde 2017.

El puente de Trobajo no da la talla para sujetar la catenaria del AVE a Asturias

San Andrés, dispuesto a bloquear la obra si se perjudica a los vecinos