sábado. 28.01.2023

El Ayuntamiento de San Andrés de Rabanedo (León) tiene previsto reabrir en febrero las piscinas y mantener a los trabajadores de estas instalaciones.
El consistorio ha dado diez días de plazo a la empresa concesionaria para que reabra las instalaciones y anuncia que en caso contrario intervendrá la concesión, lo que supone explotar el servicio utilizando el personal y material de Gexín.
El Ayuntamiento llevará al próximo pleno la reapertura de las piscinas municipales y las medidas a tomar tras la decisión unilateral de Gexín de cerrar estas instalaciones el pasado 31 de diciembre.
La propuesta del Ayuntamiento es reabrir las piscinas a lo largo del mes de febrero con los mismos trabajadores, aunque será el pleno, que se celebrará el próximo jueves, el que tomará la decisión de intervenir la concesión, lo que supone que San Andrés explotará las instalaciones con los mismo trabajadores que tenía y repercutirá el coste a la empresa.
El informe que se someterá a acuerdo plenario recoge no aceptar la resolución unilateral del contrato por no estar consensuada de mutuo acuerdo, ser incompatible con el rescate del servicio, con la continuidad del mismo, con el mantenimiento de la plantilla y por no estar aprobada previamente por el Pleno del Ayuntamiento.
Un documento que afirma que la actitud de Gexín ha sido un "incumplimiento grave de sus obligaciones", tal y como se pone de manifiesto en los pliegos que rigieron la contratación en octubre del 2005.
Por este motivo, el Ayuntamiento requerirá a la empresa Gexín para que en un plazo de diez días, una vez aprobado en pleno el acuerdo, proceda a cesar en el incumplimiento grave que supone la paralización de la gestión, explotación y mantenimiento de las piscinas.
En el caso de que la empresa haga caso omiso de este requerimiento, el Ayuntamiento apercibirá a Gexín, en uso de las cláusulas establecidas en el Pliego de contratación, con el fin de garantizar el restablecimiento del servicio por lo que quedará intervenida la concesión.
Desde ese momento, el Ayuntamiento explotará directamente el servicio, utilizando para ello el personal y el material de Gexín.
El plazo máximo de la duración de la intervención se fija en un año y mientras tanto, el Ayuntamiento licitará de nuevo el servicio.
Este documento será presentado a todos los partidos de la oposición en la comisión de Deportes que se celebrará el próximo lunes y sometido a debate el próximo jueves 30 de enero.

San Andrés reabre en febrero las piscinas y mantiene los empleos