martes. 06.12.2022
undefined

La meteorología, que no había sido propicia en exceso en las últimas semanas del año, se alía ahora con la estación de esquí de San Isidro. El estreno de 2022, sumado a la jornada de San Silvestre, firmó una nómina de 6.851 usuarios, casi la mitad de ellos el domingo, según trasladaron desde la Diputación, encargada de la gestión de las instalaciones. La respuesta de los esquiadores mejora los resultados de una temporada navideña que prende el interrogante por las previsiones que anuncian nieve a partir de la jornada del martes, pero que por el momento no alteran el plan previsto para la llegada de los Reyes Magos en la tarde noche del miércoles, 5 de enero.

Salvo que a última hora las condiciones meteorológicas no lo permitan, Sus Majestades de Oriente harán el tradicional descenso nocturno con antorchas, por Cebolledo. Melchor, Gaspar y Baltasar, acompañados por sus pajes, trazarán la pista de Cebolledo alumbrados además por los destellos de la tirada de fuegos artificiales que hay prevista, según apuntaron desde la institución provincial. El cortejo culminará su peculiar cabalgata en la zona de ocio de Salencias, donde se entregarán los regalos.

La actividad se encuadra a mitad de una semana de vacaciones que se extenderá todavía hasta el domingo, día 9 de enero, y a la que fían parte de su cuenta de resultados los negocios del entorno. Los establecimientos de las zonas de influencia de San Isidro «se han visto favorecidos por la gran afluencia de visitantes», según reseñaron los responsables de la Diputación Provincial, que abundaron en que entre los 6.851 esquiadores de estos tres últimos días la mayoría se censan en Asturias, Galicia, Portugal, Castilla y León. A la espera de que nieve en estas jornadas, lo que podría condicionar la apertura de las pistas, San Isidro cuenta ya con «una oferta esquiable de 20 kilómetros repartidos en tres sectores de la estación: Cebolledo, Riopinos y Requejines», donde se contabilizan «unos espesores de nieve de entre 130 y 30 centímetros», según apuntaron desde la institución que gestiona las instalaciones.

La Diputación espera que antes de que finalice enero se pueda añadir a la oferta de esquí la otra estación invernal leonesa. Valle Laciana-Leitariegos «permanece cerrada a la espera de que la presencia de nieve permita abrir de nuevo las instalaciones al público», señalaron, aunque ya con la Navidad perdida.

San Isidro encenderá las antorchas a los Reyes Magos
Comentarios