domingo. 25.09.2022
Política penitenciaria

El sanguinario Henry Parot pasará a ser el noveno etarra en Villahierro

Autor de 39 asesinatos, llegará a León procedente del penal del Puerto de Santa María
Parot, a la izquierda, durante el juicio en la Audiencia Nacional. ESPINOSA

El histórico dirigente etarra Henry Parot, autor de 39 asesinatos en nombre de la banda terrorista, se convertirá en el noveno recluso de la organización armada que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias envía a Villahierro, después de adoptar la decisión de trasladarlo desde el penal de El Puerto de Santa María.

Josu Ginea, Ángel López Anta, Jon Rubenach, Juan Carlos Subijana, Íñigo Guridi e Íker Lima ya forman parte de la población reclusa etarra de la penitenciaría afincada en Mansilla de las Mulas. Quedan pendientes de llegar Diego Ugarte López de Arcaute, ‘Txikitxo’, procedente de Granada, José María Novoa Arróniz, trasladado desde Murcia y Fernando García Jodrá ‘Txomin’, que estaba en Huelva.

Parot fue detenido en abril de 1990 mientras transportaba una furgoneta cargada con 300 kilos de explosivos. Formaba parte de un talde compuesto por ciudadanos franceses que durante años se convirtió en uno de los objetivos prioritarios de las fuerzas de seguridad.

El rastro de terror de Parot incluye atentados como el de la casa-cuartel de Zaragoza en 1987, que dejó 11 víctimas mortales (cinco de ellas niñas) mediante la colocación de un coche bomba cargado de explosivos.

El pasado 17 de marzo, el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno tomó declaración por esta acción criminal al ex jefe de ETA José Antonio Urrutikoetxea, ‘Josu Ternera’, que negó su participación. Cometió una decena de atentados en Madrid, varios contra militares, o los que acabaron con la vida de Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto en 1986 y el de la fiscal Carmen Tagle en 1989.

Acepta la legalidad

Los atentados de Parot se extendieron por otras localidades como Granada, donde asesinó a Conrada Muñoz Herrera, que recibió una carta bomba dirigida a su hijo, funcionario de prisiones. El primero por el que fue condenado lo perpetró en Irún en 1978, matando al empresario José Luis Legasa Ubiría. Parot ingresó en prisión el 7 de abril de 1990 y cumple condena acumulada de 41 años por los delitos de asesinatos, atentados, estragos, lesiones y terrorismo. Cumplió las tres partes de la condena en febrero de 2020 y, según Prisiones, «acepta la legalidad penitenciaria». La Secretaría General ha dispuesto su progresión a segundo grado y traslado a la prisión de Villahierro.

El sanguinario Henry Parot pasará a ser el noveno etarra en Villahierro
Comentarios