martes. 29.11.2022

El temor al traslado del centro coordinador del tráfico de las ambulancias no urgentes de León a Valladolid, como ya ha ocurrido en otras provincias de la Comunidad, quedó zanjado ayer tras asegurar la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que las instalaciones, que controlan la actividad de un centenar de profesionales con 18 trabajadores, se quedarán en la provincia.

El leonesista Luis Mariano Santos quería despejar la incertidumbre y preguntó por el posible desmantelamiento del centro en el pleno de las Cortes, después de que la adjudicataria del servicio en la Comunidad manifestara su intención de centralizar en Pucela el control de los traslados no urgentes en ambulancia. «Sería hipócrita hablar de descentralizar servicios y que se produjera lo contrario», señaló. Casado indicó que en el caso de León se evitará.

El compromiso llega en un día en que el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, mostró también su apoyo al mantenimiento del centro coordinador de ambulancias en León. Morán y el diputado Nicanor Sen se reunieron precisamente ayer con el responsable de las instalaciones de transporte sanitario no urgente, Valerio Martínez, quien solicitó el respaldo de la institución provincial a la reivindicación de los trabajadores para que la empresa desista en su propósito.

Morán apoya

El presidente de la Diputación respalda la reivindicación de los trabajadores de dejar las instalaciones en León

Martínez explicó que la posible marcha del servicio a Valladolid multiplicaría las quejas de los usuarios, ya que «es fundamental que la coordinación del transporte sanitario se lleve a cabo desde el terreno, pues conocer la orografía, las distancias, las ubicaciones de los centros o el aprovechamiento de recorridos permite dar un mejor servicio». También reclaman a la adjudicataria que mantenga la plantilla necesaria en León «para prestar una atención segura, rápida y que garantice las mejores condiciones para los leoneses que requieren traslados en ambulancia».

El traslado urgente en ambulancia se gestiona desde Valladolid con el 112, mientras este centro coordinador atiende los desplazamientos por diálisis, rehabilitaciones, radioterapia, altas de los Hospitales a su destino y consultas. La plantilla realiza una media de 1.000 servicios diarios coordinados desde el centro de León que lleva operando más de dos décadas. Los trabajadores llevan meses reclamando mejoras en su situación laboral que, de momento, no se han atendido.

Sanidad no traslada a Pucela el control de 70 ambulancias
Comentarios