jueves 28/10/21
Estreno del templo ya restaurado

Santa Nonia revisará su iluminación

El Dulce Nombre de Jesús Nazareno trasladará mañana de regreso a la capilla su talla titular en un acto que comenzará a las 07.30 horas
Tomás Castro y Ángel Lescún, en la presentación de ayer. FERNANDO OTERO

La iluminación exterior de la fachada de la capilla de Santa Nonia olvidará el sistema de tubos de neón de color morado que se probó días atrás con una fuerte respuesta en las redes sociales y buscará otras alternativas para el resultado final más atractivo posible de la remodelación, que en lo tocante al interior del templo ha conseguido un excelente resultado.

«Lo que se ha comentado en las redes no es cierto», aseguró en la presentación de la obra ante los medios el abad de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, Tomás Castro, acompañado del abad de Angustias, Ángel Lescún. «Ninguno de los que estamos aquí queremos iluminar la fachada de colores», dijo Castro. «Queremos que tenga un toque de luz cálida». «Tuvimos la mala suerte de que los cinco minutos que estuvimos con las pruebas salió una foto», explicó el responsable de Dimar Electricidad «y curiosamente salió la foto menos agraciada».

La techumbre del templo ha sido restaurada por presentar serios daños estructurales y la iluminación interior añade un programa de control de escenas que se dirige desde una app.

La talla de Jesús Nazareno será devuelta a Santa Nonia mañana a las 07.30 horas, a hombros de los braceros del paso que vestirán traje y no se acompañarán de las bandas de música.

Tres meses

Tres meses han pasado desde el inicio de las reformas realizadas en la capilla de Santa Nonia. En este tiempo, se ha dado solución no solo a cuestiones estéticas, sino también a importantes problemas estructurales provocados por las humedades y el deterioro de los materiales, en muchos casos, como ocurre con las vigas de madera y el tapial de los muros, pertenecientes a la construcción original de comienzos del siglo XIX. De no haberse producido estas remodelaciones, la integridad del edificio, principalmente de sus cubiertas, hubiese estado en entredicho, pudiendo haber ocasionado no solo una importante pérdida patrimonial, sino un riesgo sustancial para los feligreses y visitantes que habitualmente frecuentan la capilla.

Aprovechando las obras de renovación del tejado, se ha procedido a revisar el cableado y sustituir la iluminación de la capilla, incorporando un sistema moderno y sostenible, que permite un importante ahorro de energía. El sistema eléctrico de calefacción utilizado hasta la fecha, que generaba un gasto desmesurado y que no conseguía proporcionar una temperatura confortable a la capilla, también se ha visto sustituido.

La iluminación, desarrollada por la multinacional SIMON, no solo permitirá dicho ahorro de energía, sino también la enfatización de los elementos arquitectónicos y aportará una importante flexibilidad en la configuración de la iluminación, permitiendo incorporar luces cálidas, frías, graduar su intensidad y todo ello en remoto, disponiendo de alarmas de luces encendidas, favoreciendo la programación por tramos horarios. Gracias a esta nueva iluminación, la cúpula de la capilla se ha visto realzada, con un sistema de iluminación biodinámica, que adapta la temperatura de color al ciclo natural de la luz solar del exterior. Además, se podrá disfrutar de la recuperación del coro y de la vistosidad cromática de las vidrieras, que hasta ahora pasaban casi desapercibidas para el visitante, gracias a la instalación de iluminación interior y exterior. En definitiva, una iluminación interior realizada mediante proyectores de superficie colocados en carriles trifásicos y tira de led para las bóvedas y cúpula, que crea un espacio armónico de recogimiento.

La calefacción eléctrica de la capilla ha sido sustituida por una calefacción de gas natural, que permitirá mantener la capilla a 18, 19 o 20 grados de forma constante, reduciendo considerablemente el consumo eléctrico.

Por otro lado, se procederá en las próximas fechas a la sustitución del altar y el ambón, siendo ambos elementos fruto de sendas donaciones, que serán entregadas, previsiblemente, en diciembre o enero, pues se encuentran en pleno proceso de talla por un escultor de prestigio. Hasta ese momento, se dispondrá de un altar y ambón provisionales. Cuando se reciban estas nuevas piezas en León, éstas serán bendecidas y convenientemente presentadas. Este cambio permitirá una mayor flexibilidad en la configuración de los espacios, por ejemplo, durante los preparativos de la Semana Santa, pues admitirán su desmontaje de forma sencilla y rápida. Se ha rehabilitado la campana para los repiques de asistencia a la misa, con su badajo correspondiente.

En relación a la pintura aplicada, se ha buscado favorecer una mayor sensación de amplitud y calidez, mediante la incorporación de tonos tierra y blancos rotos. En lo que se refiere a la fachada, la pintura aplicada realza la presencia de la capilla, encajonada entre dos edificios de viviendas. Además, los puntos de iluminación incluidos en las ventanas y la verja, favorecen su contemplación.

Las empresas que han intervenido en la ejecución de los trabajos han sido Decolesa, Dimar electricidad Electricidad,  Raiden Calefacción y Pintura M.A.C. En definitiva, un conjunto de reformas llevadas a cabo por iniciativa de la cofradía de Nuestra Señora de las Angustias y Soledad y de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, que consolidan el patrimonio artístico de la ciudad y la pervivencia del emplazamiento más emblemático de la Semana Santa leonesa.

Santa Nonia revisará su iluminación