viernes 21/1/22

Quesos, vinos, mieles, embutidos, cerámica y artesanía en madera fueron parte de los reclamos de la Feria Agroalimentaria de Sariegos, que abrió ayer sus puertas con un sentido homenanaje a los sanitarios de las cuatro localidades del municipio y que reunió a decenas de curiosos y turistas en torno a sus 28 puestos en la plaza de san Juliano.

Este Ayuntamiento del área metropolitana leonesa de 5.500 habitantes se sumó en 2017 a la marea gastronómica de las ferias para encumbrar los productos locales con una cita propia y original en el Pabellón Deportivo, que ayer alcanzó su tercera edición tras la suspensión en 2020 por el coronavirus.

El público pudo ver, probar y comprar viandas de la tierra leonesa en una jornada que coincidió con el puente de la Constitución y que cosechó gran éxito. El alcalde, el leonesista Roberto Aller, destacó que la iniciativa nació con vocación de consolidarse, como ha sucedido, y constituye «una forma de llamar la atención de los ciudadanos para que vengan a disfrutar de nuestro municipio, al tiempo que se dan a conocer los productos autóctonos».

Empresarios de la provincia y emprendedores de Sariegos ofrecen embutidos, panes y empanadas, además de orujos, caldos, frutas y hortalizas, porque el eje principal de la Feria es la alimentación, aunque también se mostraron piezas artesanas.

Sariegos apuesta por este tipo de evento para apoyar a la economía local, «más tras un año tan complicado para las empresas del sector», remarcó el regidor. De hecho, la instalación de los puestos fue gratuita, como «pequeña contribución del Ayuntamiento», destacó.

Al acto de apertura acudieron concejales y alcaldes de los municipios limítrofes, además del vicepresidente de la Diputación, Matías Llorente, quien animó a «consumir productos de kilómetros cero», porque ayudan a conservar e impulsar la industria agroalimentaria leonesa y con ellas decenas de puestos de trabajo, pero también permite no depender de productores foráneos en momentos de desabastecimiento como el actual.

Llorente instó a fijarse en las etiquetas para apostar por los productos locales «en lugar de los llegados de miles de kilómetros» porque contribuye a minimizar el cambio climático. Estima que en periodos de carencia «se puede prescindir de un televisor, pero no de comer». Por eso agradeció el «esfuerzo» del Ayuntamiento de Sariegos con citas como el ferial de ayer que ponen en valor la economía leonesa.

El catálogo cada vez más numeroso de actividades gastronómicas, sociales, deportivas y culturales convierten al municipio en un referente de la provincia.

Sariegos apoya a la economía local con una feria alimentaria de puestos gratis
Comentarios