miércoles 25/5/22

Quince años después de su inauguración, la casa consistorial de Sariegos se va a someter a una renovación integral espoleada por la primera subvención europea de los fondos Next Generation que logra el Ayuntamiento. La UE premia con 364.400 euros la iniciativa municipal de lograr la eficiencia energética con una nueva fachada ventilada que mejora la envolvente térmica con el denominado sistema Etics de poliestireno y mortero acrílico, la renovación de las luminarias con leds y bombas de calor.

Además, se dará cierta inclinación al tejado ahora plano para evitar acumulaciones de agua y en la renovación se incluyen hasta las puertas del edificio. Un inmueble de luz, agua, cristal y curvas, de corte moderno, que rompió los esquemas tradicionales de arquitectura en 2007 por su intención de integrarse en el municipio como un guante al imitar al río en su estructura.

De hecho, el Ayuntamiento imita a una gran serpiente de cien metros, medidos de punta a punta, y dispone de una cabeza más grande acristalada de la que parten once celdas, también de cristal, que van reproduciendo los meandros del río.

Las obras de mejora que se plantean ahora lograrán un ahorro energético de un 58%, según fuentes municipales, muy por encima del 30% que exigía Europa para conceder la subvención.

La sede municipal ocupa 1.216 metros cuadrados en su planta baja y 198 en la primera donde se celebran los plenos. Posee además otras dos singularidades. En origen, en su parte posterior se ideó un lago artificial, integrado por cantos rodados de veinte kilos (bolos) y agua, que reproducirían el sonido tranquilizador del Bernesga, según el padre del proyecto, Jorge Santos. También se proyectó para abrirse a los vecinos, de ahí el cristal, e integrarse en el entorno, al que abraza a través de sus curvas.

Además, como el elemento vertebrador de Sariegos es el río, la estructura tiende a imitarlo, incluyendo las piedras, el agua y los meandros. La luz es otro de los elementos cruciales del Ayuntamiento, que se orienta al Sur y que constituyó una auténtica revolución arquitectónica en la provincia.

La factura eléctrica del Ayuntamiento de Sariegos asciende a 200.000 euros anuales y mermarla a la mitad supondría un importante ahorro para las arcas municipales. Además, la idea es conseguir el autoabastecimiento en un momento en que el precio de la luz representa un caballo de batalla para las administraciones y los vecinos. Este pequeño municipio del alfoz leonés de 5.500 habitantes se convertirá en pionero en aprovechar los rayos del sol para abastecer de electricidad a los edificios municipales de una forma más económica y menos contaminante. La idea es aprovechar los avances tecnológicos para lograr luz y calor sin dañar el medio ambiente. También aspira a pasar a formar parte de las comunidades de energía inteligente del futuro o altamente progresivas y sostenibles que impulsa la UE, un grupo exclusivo de buenos hábitos que se autoabastece respetando el entorno. Según la memoria descriptiva de la obra, las intervenciones que se plantean en el edificio del Ayuntamiento mejoran tanto la envolvente térmica como el sistema de generación de calor, reduciendo el consumo de energía primaria no renovable en un 58%. Pasa así de 378,40 kilowatios a la hora por metro cuadrado al año a 158,80, y de una letra D a una letra B.

También se mejoran las emisiones de dióxido de carbono y se reducen de 75,10 kilogramos por metro cuadrado a 26,9.

Sariegos renovará el Ayuntamiento de 2007 con 364.400 € de ayuda europea
Comentarios