lunes. 27.06.2022

Satse informa que una trabajadora de la Gerencia de Atención Primaria de León, que cumplía 66 años el 1 de agosto, solicitó la prolongación de la permanencia en el servicio activo conforme a lo establecido en la normativa.

El Plan de Ordenación de Recursos Humanos establece que, a petición del interesado, se puede prorrogar el servicio activo hasta los 70 años.

Satse indica que la profesional, que reúne la capacidad funcional necesaria para ejercer la profesión y desarrollar las actividades correspondientes a su nombramiento, según acredita el informe de salud laboral emitido a tal efecto, ha recibido la jubilación forzosa al denegar la prolongación del servicio activo la propia Gerencia, prolongación que sin embargo, sí se concede e incluso, se promueve en otras categorías profesionales.

El dictamen de la Gerencia se produce después de que el Tribunal Superior de Justicia ya haya dado la razón a un enfermero en Valladolid, con las mismas pretensiones que la profesional de León, teniendo que readmitir a este después de dos años, debiendo abonar las retribuciones dejadas de percibir, compensando las prestaciones percibidas del sistema de Seguridad social, más su interés legal desde el momento que debieron ser percibidas, y con imposición de costas judiciales. «Resulta incomprensible que, tras numerosos intentos para cubrir las necesidades de cobertura, la propia Gerencia desprecie la voluntariedad de las enfermeras», dice Satse.

Satse denuncia que Atención Primaria niega la prórroga a las enfermeras
Comentarios