sábado. 28.01.2023

La vicesecretaria de Satse León, Lydia de la Varga recuerda «el tremendo coste personal que ha supuesto la pandemia para los profesionales, que en numerosas ocasiones no dispusieron del material protector adecuado frente al coronavirus, lo que implicó su contagio; que tuvieron que hacer frente a unas enormes cargas de trabajo, con el desgaste físico y emocional que han padecido, y todo ello para poder mantener la asistencia en unos momentos muy duros». Por eso valora que el denegar ahora, dos años después, lo logrado para que las bajas por covid fueran consideradas como accidente laboral, «es una falta de respeto y de reconocimiento a la labor efectuada», además de que recuerda que a Sacyl «no le cuesta un euro», pero sin embargo para los trabajadores supone quedar «al descubierto en caso de secuelas».

De la Varga lamenta que Salud Laboral no citara en su momento a muchos sanitarios de baja para certificar su contagio en sus puestos de trabajo en los hospitales y ambulatorios. Un informe que ahora la Inspección considera vital para mantener el reconocimiento como accidente laboral.

En las entrevistas se certificaría si el profesional contagiado había estado de vacaciones en los últimos quince días y si en su domicilio o entorno había alguna persona con covid. «Es un cambio de criterio difícil de digerir y que está causando mucha indignación, al menos, entre las enfermeras», indica.

Satse: «Es una falta de respeto y de reconocimiento a la labor efectuada»
Comentarios