viernes. 24.03.2023

El Sindicato de Enfermería (Satse) en Castilla y León ha exigido este martes que la subida de lo que se paga por kilómetros a los funcionarios de la Junta de Castilla y León que se tienen que desplazar llegue a los ocho céntimos por kilómetro, el doble de los cuatro aprobados por la Administración, para al menos compensar la subida del combustible.

El Sindicato de Enfermería ha calificado de "totalmente insuficiente", esa subida de solo 4 céntimos en el precio del kilometraje que ha determinado la Administración autonómica como indemnización a los empleados públicos por poner su vehículo propio a disposición de la Junta de Castilla y León para asegurar la prestación sanitaria en el ámbito rural.

SATSE ha calculado que para un vehículo de consumo mediobajo, el incremento en el precio del carburante en los últimos 16 años ha sido de 6 céntimos por kilómetro recorrido, por lo que el Sindicato de Enfermería considera que una indemnización apropiada partiría de un aumento de 8 céntimos por kilómetro, para pasar de los 19 céntimos actuales a un mínimo de 27, dado que este incremento de indemnización está sujeto a retención de IRPF.

Ha recordado que llevan tiempo exigiendo el aumento de la indemnización que se abona a las enfermeras y enfermeros de SACYL por utilizar su vehículo propio para desplazarse a prestar asistencia sanitaria entre los 3.665 consultorios que existen en la Comunidad autónoma.

Se ha referido a "los miles de kilómetros que realizan las enfermeras y enfermeros con sus vehículos propios para desarrollar actividad asistencial", como es el caso de la provincia de León, donde las enfermeras realizan más de un millón de kilómetros al año para garantizar la asistencia sanitaria.

En el 2022, el sindicato recogió más de 2.000 firmas de enfermeras de Atención Primaria para demandar la actualización del precio del kilometraje y que trasladó al consejero de Sanidad y al de Presidencia de la Junta.

Satse exige subida de 8 céntimos por kilómetro: el doble de lo acordado
Comentarios