domingo. 04.12.2022
Política

El sector crítico de Igea dinamita el control de la dirección provincial de Ciudadanos

Amigo, Mitadiel y González-Antón lideran la enmienda para que los afiliados elijan a sus representantes en primarias
El sector crítico

El trío de confianza de Igea frente al núcleo duro del aparato

Arriba, de izquierda a derecha: Ana Carlota Amigo, portavoz en las Cortes; Manuel Mitadiel, gerente de Sacyl; y Carlos González Antón, concejal del Ayuntamiento de León, que ponen la cara al sector crítico promovido por Igea. Abajo: Gemma Villarroel, concejala del Ayuntamiento, diputada provincial, secretaria de Comunicación autonómica, secretaria de organización provincial y miembro de la ejecutiva nacional; Justo Fernández, exconcejal, exdiputado nacional y portavoz; y Francisco Javier Panizo, coordinador provincial, son las personas del aparato.

 

La balsa de aceite en la que se refleja la imagen hacia el exterior de Ciudadanos en León se agitará esta tarde. El control ejercido por las direcciones autonómica y nacional, que designaron a dedo a Javier Panizo, Gemma Villarroel y Justo Fernández como personas de confianza para ejecutar sus órdenes, se pone en cuestión con la entrada en juego de un sector crítico. No se trata de un grupúsculo de espontáneos. El movimiento se alza promovido por Francisco Igea, vicepresidente de la Junta y aspirante a disputar a Inés Arrimadas el liderazgo nacional de la formación, y se sustenta en tres representantes de referencia: la portavoz en las Cortes autonómicas, Ana Carlota Amigo, el gerente del Sacyl, Manuel Mitadiel, y el concejal del Ayuntamiento de León Carlos González Antón. Los tres firman la presentación de la enmienda a la totalidad de los estatutos, titulada «Democracia y Libertad», que reclama acabar con el sistema de designación directa de cargos orgánicos y candidatos a las instituciones e instaurar un modelo de elección en primarias que devuelva la importancia a las bases, que ahora sólo tienen poder de decisión en estos casos si las agrupaciones superan los 350 afiliados.

El movimiento tomará la voz de Carlos González Antón, encargado de defender la enmienda ante la asamblea como estrategia de Igea para resguardar en un segundo plano a Amigo. El papel del catedrático de Derecho Administrativo, que aspiraba a convertirse en diputado provincial pero tuvo que dar un paso atrás ante la orden de Valladolid de que fuera Villarroel la respaldada, muestra la fractura del grupo en el Ayuntamiento de León y el malestar con la forma de control del poder ejercido por el aparato.

En esas líneas se fundamenta la enmienda, que tendrá que ser votada por la asamblea que se celebra esta tarde en la sede de la formación. A debate se presentan además otras dos enmiendas de adición presentadas por el coordinador provincial, Francisco Javier Panizo, que pide que se pueda promover la expulsión del partido «especialmente cuando se utilizan los medios de comunicación para realizar declaraciones que perjudiquen la imagen del partido», así como en los casos de «manifestaciones públicas en redes sociales y en medios de comunicación en los que se describa al partido con calificativos que sean dañinos por no ajustarse a las señas de identidad reflejadas en los documentos de estrategia, valores o estatuto».

La decisión de León se espera como uno de los impulsos significativos para que después se sumen más agrupaciones en la comunidad, a la par que avanzan en el resto del territorio nacional. El objetivo es hacer que el movimiento crezca y alcance con el mayor peso posible el debate en la asamblea general de Ciudadanos, marcada para los días 14 y 15 de marzo en Madrid.

Pero antes todas las enmiendas presentadas por las agrupaciones tendrán que ser estudiadas en dos comisiones: una para Estrategia y otra para Estatutos. Estos dos órganos serán los que seleccionen las 20 más representativas por ponencia. Aunque habrá una repesca para las 5 más votadas por los afiliados entre las que hayan sido descartadas.

Como resultado quedarán 25 enmiendas a cada ponencia que serán votadas por los compromisarios. A León le corresponden 4 representantes que, al igual que en el resto de demarcaciones, tendrán que ser elegidos los días 22 de febrero de manera telemática y 23 para quien lo solicite en urna entre los que se hayan presentado. En sus manos estará la decisión definitiva del rumbo de Cs, que por entonces ya conocerá a su líder y la ejecutiva que lo acompaña, cuyas primarias se adelantarán a los días 7 y 8 de marzo, después de una campaña que durará desde el 29 de febrero hasta la víspera.

El sector crítico de Igea dinamita el control de la dirección provincial de Ciudadanos
Comentarios