martes 3/8/21
201 viviendas

El sector del descampado de Carrefour reactiva el desarrollo urbano tras el covid

Los más de 47.000 metros de suelo, en los que se prevén 201 viviendas, unirán Alcalde Miguel Castaño y Europa
DL20P6F1-16-35-42-5
FERNANDO OTERO

La hibernación provocada por el covid en la que cayeron los proyectos de desarrollo urbanístico empieza a desperezarse. La muestra más notable se cita en el sector del descampado frente al centro comercial Carrefour. La promoción, en la que se anota la construcción de 201 viviendas en sus 47.841,94 metros cuadrados de superficie, se reactiva con el avance de la junta de compensación en la que están representados los propietarios. Uno de los trámites pendientes de los despachos lo aprobará esta semana la comisión informativa de Desarrollo Urbano, donde se ratificarán los estatutos por los que se regula el funcionamiento de una bolsa de suelo en la que se contabilizan seis fincas registrales y 19 propietarios, entre los que se cuentan los tres grandes que, al sumar más del 50% de la propiedad, tienen derecho a promover la urbanización de esta bolsa de suelo que quedó aislada después del nacimiento del Polígono 10 en la década de los años 80, la apertura del hipermercado Continente el 26 de noviembre de 1990 y las posteriores edificaciones que cosieron la trama urbana con fachadas hacia el barrio de La Puentecilla.

Las obras para aplicar sobre el terreno los planos del plan parcial se anuncian para el tercer trimestre del próximo año, según avanzan los promotores, que esperan que el proyecto de actuación y posterior urbanización esté aprobado como muy tarde en un año. A partir de estas herramientas urbanísticas, los trabajos contarán con un plazo de entre cuatro y seis meses para convertir en la primavera de 2023 el espacio del antiguo descampado en una zona urbana más, definida por calles, con acometidas de servicios y mobiliario.

El empeño de la urbanización se fía a una inversión de entre 1,2 y 1,6 millones de euros, calculan los promotores. La organización permitirá acabar con la imagen de erial que anunciaba la entrada sur a la ciudad. El gran descampado, que sirvió de recinto ferial para las fiestas de San Juan durante varios años, aparcamiento en precario, emplazamiento para la instalación de circos apenas hace unas semanas e, incluso, asentamiento de una chabola a principios del siglo pasado, repartirá su estructura de calles para dejar las parcelas construibles en las que irán los tres bloques de viviendas: el más grande se dibuja en perpendicular a Alcalde Miguel Castaño hasta la linde con la avenida Europa para rematar las medianeras de los inmuebles que hay en el límite de la parcela; otro se planifica con la fachada hacia la rotonda de Fernández Ladreda; y, por detrás de este, se ejecutará el último con los balcones orientados hacia el centro del sector. Aunque este avance n vertical dependerá de lo que demande el mercado, como asumen los promotores, quienes avanzan que la reserva para viviendas de algún tipo de régimen de protección pública no bajará del 75%, por encima del 50% mínimo previsto.

A la entrada de León
El descampado ha sido recinto ferial, espacio para circos, aparcamiento y asentamiento chabolista

Zonas verdes
El sector contará con un parque de 7.647 metros en la cuña entre Fernández Ladreda y Europa

Pero más allá de estos espacios para la construcción de pisos, el desarrollo cederá a la ciudad el 10% de los aprovechamientos de la edificación, como sucede en todo este tipo de desarrollos, y una parcela para un equipamiento público todavía por definir, pero ajustada a un uso sanitario, educativo, social o público que deberá construir el Ayuntamiento, alguna otra administración o, incluso, una organización social a la que se ceda siempre que justifique los fines. El reparto de espacios deja además, como obliga el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) una reserva de 7.647 metros cuadrados para una zona verde. El parque se ubicará en la cuña que dibujan la avenida Europa y la prolongación de Fernández Ladreda, frente a la rotonda de Carrefour, lo que mejorará la imagen de este acceso en el que confluyen los tráficos que vienen por la carretera de Valladolid y los que circunvalan la capital por medio de la Ronda Este.

El dibujo del sector desvela además como se conectará con el resto de la trama urbana. Habrá una gran calle que comunicará los extremos con dos salidas hacia Alcalde Miguel Castaño, frente al edificio del abandonado laboratorio pecuario, y otra que comunicará con la avenida Europa. Esta última se pinta justo en la rotonda que está pendiente de construir y que, de manera histórica, han rechazado los vecinos del Polígono 10 porque estiman que aumentaría el tránsito de vehículos en su entorno residencial.

El sector del descampado de Carrefour reactiva el desarrollo urbano tras el covid
Comentarios