domingo 7/3/21
La economía local, en riesgo

El sector hotelero se desangra tras perder 538.767 viajeros por el covid

León cerró 2020 con solo 146 establecimientos abiertos, 91 menos que en el mes de agosto
Julio y agosto fueron los mejores meses del año, aunque estuvieron lejos de las cifras de 2019. MARCIANO PÉREZ

Los hoteles de la provincia perdieron el año pasado más de medio millón de clientes por culpa de la pandemia. Ni la recuperación que se atisbó en verano salva de la debacle a un sector que arrastra diez meses de caída. Con las fronteras cerradas, apenas han llegado turistas a León, que registró 538.767 viajeros menos en 2020, según se desprende del informe de Coyuntura Turística Hotelera que ayer publicó el Instituto Nacional de Estadística.

Este tipo de establecimientos solo recibió en ese periodo a 253.344 visitantes (21.384 extranjeros), muy por debajo de los 792.111 personas que se alojaron en los hoteles de León en 2019. La declaración del estado de alarma y el confinamiento de la población congelaron la actividad turística a mediados de marzo, justo cuando el sector ya se preparaba para la Semana Santa. No ha levantado cabeza desde entonces

En abril y mayo no hubo ni un solo cliente. En junio apenas se contabilizaron 7.987 viajeros; mejoró en julio y en agosto, con 34.882 y 59.913, respectivamente, pero la curva empezó a caer en septiembre, a pesar de que en ese mes todavía llegaron a los hoteles 31.284 turistas. Octubre, con 19.548, noviembre, con 10.966, y diciembre, que anotó 11.363 visitantes, confirmaron el desastre. Los hoteles de León perdieron en 2020 el 68% de su negocio y la provincia cerró el año con solo 146 establecimientos abiertos, 91 menos que en el mes de agosto.

Impacto

En diciembre tan solo daba trabajo a 368 personas, mientras que en febrero había 797 empleados

También cayeron en picado las pernoctaciones. Hubo en esos doce meses 464.650, mientras que en el mismo espacio de 2019 se registraron 1.260.432. Son igual de elocuentes los datos de ocupación. No se superó en ningún momento del año el 38,64% de agosto y la media de esos doce meses se situó en el 15,56%.

Esa caída tan drástica tuvo un efecto inmediato sobre el empleo. En diciembre los hoteles leoneses tan solo daban trabajo a 368 personas, mientras que en febrero, antes de que apareciera la emergencia sanitaria, llegaron a tener una plantilla de 797 empleados. El 2019 se alcanzaron los 1.021 trabajadores.

La dinámica es similar en el resto de España. Canarias, Comunidad de Madrid y Cataluña fueron los destinos principales para los viajeros nacionales en diciembre, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del -82,8%, -77,3% y -84,1%, respectivamente.

En Castilla y León se computaron un total de 3.219.669 pernoctaciones a lo largo del año, o lo que es lo mismo, un 62,17% menos que el curso anterior, cuando se alcanzaron las 8.512.381. Además, los hoteles de la Comunidad alojaron a un total de 1.814.617 viajeros a lo largo de 2020, lo que supone una caída del 64,45%.

El mayor grado de ocupación en diciembre de 2020 se produjo en Segovia (3,10 días y 9.588 pernoctaciones), seguida de Soria (3 días y 8.027 pernoctaciones), León (2,14 días y 24.260), Salamanca (2,07 días y 18.692 pernoctaciones), Palencia (1,96 días y 7.183 noches), Burgos y Zamora (1,63 días y 18.209 y 5.062 pernoctaciones en cada caso), Valladolid (1,62 días y 27.797 pernoctaciones) y Ávila (1,59 días y 7.659 pernoctaciones).

El sector hotelero se desangra tras perder 538.767 viajeros por el covid
Comentarios