miércoles 25/5/22
LAS INFRAESTRUCTURAS Y LEÓN

La segunda vía del AVE en la línea de León a Madrid se cae del plan de inversiones

La actuación se incluyó en el presupuesto de 2018, con una dotación de 10,5 millones impulsada por Foro Asturias.
Tramo de la línea del AVE León-Madrid en vía única. MARCIANO PÉREZ

El proyecto para dotar de la máxima eficiencia a la línea del AVE que conecta León y Madrid queda relegado en los planes del Gobierno. Desdoblar la vía de alta velocidad al sur de la capital leonesa ya no figura en los planes prioritarios de intervención en torno a este corredor, según se desprende de la hoja de ruta avanzada durante esta semana por el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que aportó algunos datos precisos sobre el futuro inmediato del trazado; de la Variante de pajares, del ferrocarril entre León y La Robla; de las fechas previstas por el nuevo ejecutivo para finalizar las actuaciones en los túneles; la elección técnica sobre el ancho de vía que se elige, definitivamente y sobre el quinto cambio de criterio al respecto, para meter el tren de alta velocidad a través de las galerías; el triple hilo en el túnel este, para combinar y hacer compatible el paso de mercancías y unidades de viajeros al unísono.

La doble vía entre León y Valladolid ha desaparecido del horizonte de actuaciones previstas, en contra de las disposiciones del último presupuesto debatido y ajustado en sede parlamentaria, impulsado por el anterior Gobierno y sus socios en la alianza política para el impulso de las infraestructuras, que dejó asignados a cargo de las cuentas de este ejercicio diez millones y medio de euros para mejorar y desarrollar las obras pendientes en la línea Madrid-León-Gijón; más de diez millones de euros para abordar, entre otras actuaciones de urgencia, la ejecución de la segunda vía del AVE hasta León. Aquel asunto que impulsó la presión de Foro Asturias, que opuso como condición ineludible para apoyar el presupuesto elaborado por el Gobierno del PP la ejecución de la obra para el despliegue de esa segunda vía del AVE a León, elemento indispensable para ajustar al corredor ferroviario del norte a las condiciones y criterios que definen el concepto de alta velocidad en Europa.

Fruto de aquella presión, aquel acuerdo. Dinero consignado para este ejercicio, en anualidades de más de diez millones de euros, para completar el desdoblamientos de varios tramos de vía, el equipamiento de ancho estándar, internacional, y la electrificación a 25.000 voltios de los túneles de pajares. No hay avances en este contorno, a pesar de las diferentes advertencias de la formación política de Foro, que ya señaló dos meses atrás el retraso que acumulaban las actuaciones pendientes para las que las cuentas del Estado habían reservado una partida presupuestaria.

La línea del AVE entre Valladolid y León cubre una distancia de 165 kilómetros; en ese tramo, 85 kilómetros discurren en vía única, una contrariedad ante las exigencias que marca la UE para definir una conexión de alta velocidad ferroviaria; eso, sin añadir la excepcionalidad de una plataforma en la que se reservó el espacio para el despliegue de la segunda vía, que en su momento se dejó de lado por el problema de liquidez presupuestaria, por la falta de recursos para llevarla a cabo.

Aquella solución de vía única para acercar el tren AVE a León permitió reducir costes en la operación, aunque también la velocidad de los convoyes, que de otra forma, en doble vía, podrían circular a velocidades superiores a los 350 kilómetros por hora, según la permisividad del diseño de la estructura.

En febrero d este año, apurado por la presión que ejerció Foro ante el Gobierno anterior para el despliegue de la segunda vía del AVE entre León y Valladolid, Adif anunció que trabajaba en la consecución de esa obra «con el fin de garantizar el mejor servicio de alta velocidad en el eje integral del corredor norte», Además, el administrador ferroviario aseguró que el montaje de los raíles no afectaría al servicio y la capacidad de la línea, ajustó contra los temores a la incidencia de una obra paralela y próxima a la vía que está en uso. La aplicación del sistema de frenado del ERTMS está también pendiente de aplicación tras varias pruebas fallidas.

La segunda vía del AVE en la línea de León a Madrid se cae del plan de inversiones
Comentarios