jueves 19.09.2019

«Siempre hay un resurgir»

Tres mujeres con enfermedad mental ganan el primer certamen de relatos organizado por la red de recursos asistenciales de León.
«Siempre hay un resurgir»

«Siempre hay algo en la vida que te hace resurgir». Miriam Prieto, Rosi Álvarez y Mar Veiga son las ganadoras del primer certamen literario de relatos organizado por el servicio de Psiquiatría del Hospital de León, Alfaem y el centro de asistencia psicosocial gestionado por San Juan de Dios. La temática: el invierno. Y las ganadoras tres mujeres elegidas entre 36 participantes en una actividad terapéutica que busca mostrar el lado sano de la enfermedad: la creatividad.

Mirian Prieto se alzó con el primer premio del certamen con el relato titulado Deja vú invernal. «Mi madre me ayudó a salir del pozo», asegura. El relato es una metáfora del camino que se vuelve hostil, el aletargamiento en los malos momentos del trastorno ansioso depresivo que padece. «La protagonista se da cuenta de que está donde no debe estar y oye una voz, la de su madre, que la hace salir de allí». La lucha contra la enfermedad es un enfrentamiento cuerpo a cuerpo consigo misma. «Sé cuando tengo que pedir ayuda y eso no me hace débil, al contrario».

El segundo premio es el escrito por Rosi Álvarez. «Blanco silencio es un relato descriptivo. Me centré en la nieve como resorte para salir de la depresión. Hice alusión a los malos momentos y cómo siempre en la vida hay un resurgir». Rosi padece depresión y trastorno límite de personalidad. «A veces me siento que tengo que subir el Everest. Hay cosas que me superan, como las tareas del hogar. Al principio quise hacerme la fuerte y eso me destrozó. Tuve muchos sufrimientos hasta que empecé con la terapia».

El invierno de Mar Veiga consiguió el tercer premio del jurado. «La depresión es como un frío interior». Veiga padece un trastorno bipolar. «Mi sentimiento es de soledad. La ayuda de los psicólogos y psiquiatras en muy importante para mí. La psicóloga del centro me ayuda a estructurar el día».

El jurado estuvo compuesto por María Cantalapiedra, Carlos García Valverde, Senén Villanueva y Sandra Llamas.

«Siempre hay un resurgir»