viernes. 01.07.2022

Los sindicatos CCOO, CSIF y UGT de Castilla y León han lamentado que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, no tenga tiempo para atender las reivindicaciones de la mayor empresa de la Comunidad, sus 80.000 empleados públicos, y delegue en otros la negociación de la mejora salarial de sus sanitarios.

Los tres sindicatos se han concentrado este lunes a las puertas de los principales hospitales de todas las capitales de provincia, salvo Palencia, donde lo harán mañana, para denunciar el acuerdo firmado entre la Consejería de Sanidad y el sindicado SATSE para la mejora de las retribuciones de las 10.000 enfermeras de la sanidad, alcanzado fuera de la Mesa de la Función Pública y sólo para una parte de los trabajadores sanitarios.

Según ha explicado a Efe el secretario Regional de Sanidad de las federaciones de servicios públicos de UGTCyL, Miguel Holguín, desde presidencia de la Junta les han respondido a su petición de reunión con Mañueco, para que les informara del acuerdo con Satse, en el sentido de que no les va a recibir porque tiene la "agenda completa", y les han remitido a un encuentro con los consejeros de Presidencia, Sanidad y Hacienda.

Holguín ha lamentado que Mañueco "tenga tiempo para darse paseos congresuales" y no para los 80.000 empleados públicos de la Comunidad, y ha criticado que cuando se trata de empresas como Renault esté el máximo representante de la Junta y cuando es la mayor empresa de la Comunidad, sus funcionarios, "delegue o se esconda".

En cuanto al acuerdo entre SATSE y la consejería de Sanidad, el representante de UGT ha explicado que pese a su legalidad cuestionable, al no haberse firmado en los órganos de representación reconocidos, como la mesa de la función pública, no pueden llevar el asunto a la justicia al no haber ningún acuerdo en firme o publicado que lo sustente, más allá de lo que trasladado por los medios de comunicación.

Los tres sindicatos, que se han concentrado a las puertas del hospital Río Hortega en Valladolid han pedido que se convoque esa mesa de la función pública, y han pedido a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que "deje de sembrar discordias" e "inicie una negociación seria con los representantes de todos los empleados públicos".

Con la protesta, que tendrá continuidad los próximos días sin descartar incluso llegar a la huelga, han querido visibilizar "su enfado y decepción" por ese acuerdo "ilegal y discriminatorio" con "el sindicato sectorial Satse".

En León, decenas de delegados de UGT, CCOO, CSIF y CGT se han concentrado a las puertas del Complejo Asistencias Universitario de León (CAULE) donde se ha leído un comunicado conjunto en el que piden a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que "deje de sembrar discordias" e "inicie una negociación seria con los representantes de todos los empleados públicos".

En Salamanca, cerca de medio centenar de personas de UGT, CCOO CSIF y CGT se han concentrado este lunes a las puertas de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Salamanca (Usal), enfrente al Hospital Clínico, donde se ha leído un comunicado en contra del acuerdo de la Consejería de Sanidad con Satse para aumentar los salarios de las enfermeras.

Además, han calificado como "unilateral" este acuerdo, que se ha saltado, según los concentrados, "el Estatuto básico de los Trabajadores, el del empleado público y la Constitución".

En Segovia, algo menos de cien personas se han reunido a las puertas del Hospital General, entre técnicos en cuidados auxiliares de enfermería, celadores, personal administrativo o técnicos de laboratorio, para protestar por un acuerdo que, según denuncian, les ha dejado fuera.

La delegada sindical de UGT Mercedes Herrero ha informado a Efe que en el centro segoviano trabajan entre 1.700 y 1.800 personas, y sólo un cinco por ciento aproximadamente son enfermeras, por lo que no se ha incluido a la gran mayoría de trabajadores en el acuerdo, el cual consideran que se ha realizado de forma "unilateral" y que "divide" a los empleados.

Herrero ha señalado que si los sindicatos consideran convocar una huelga de estos trabajadores perjudicados como anunció Satse en su momento, "se paralizaría todo": "Esto es un engranaje", ha expresado la celadora.

En Zamora, entre 200 y 300 trabajadores, según los convocantes, se han concentrado en la rampa de acceso a la puerta principal del hospital Virgen de la Concha de Zamora, que han ocupado al completo, para protestar por el acuerdo entre Sanidad y el colectivo de Enfermería.

El responsable del área de UGT de Zamora, Jerónimo Cantuche, ha asegurado a Efe que se trata de un acuerdo "ilegal, que discrimina al resto de categorías" y por ello ha pedido que la equiparación salarial con la media de España se haga con todas las categorías "sin pretender que se le quite nada a Enfermería, sino todo lo contrario".

El representante de Sanidad de CSIF Burgos, Rubén Merino, ha sostenido durante la concentración realizada a las puertas del Hospital Universitario de Burgos que "la administración en vez de unir a los trabajadores los está separando con pactos" a los que ha calificado "de pasillo" ya que no se ha visto firmado aún nada sobre ellos.

En Soria, medio centenar de trabajadores se han concentrado este lunes a las puertas del hospital Santa Bárbara de Soria, y han trasladado su decepción por la falta de reconocimiento de todo el "esfuerzo" y "compromiso con los ciudadanos" de los trabajadores del sector sanitario a lo largo de la crisis pandémica "solo recompensado con palabras vacías, lagrimas televisadas y un decretazo que cercenaba nuestros derechos laborales

Los sindicatos critican que Mañueco no tenga tiempo para sus 80.000 empleados