miércoles. 06.07.2022

En torno a unas 2.000 personas secundaron anoche en León la jornada de protestas convocada a nivel europeo como medida de rechazo a la «pérdida de vida democrática» en la «mayoría de los países» de la Unión Europa y contra la reforma laboral española.

Así lo expresó durante la concentración, que se desarrolló sin incidentes, el secretario provincial de Comisiones Obreras en León, Ignacio Fernández, que explicó en declaraciones a los periodistas que «los problemas de los trabajadores españoles son problemas europeos».

Fernández lamentó la aplicación de «tratados y políticas de ajuste y reducciones austeras de los déficit», a pesar de que existen «alternativas» a la política que «está llevando a cabo la Unión Europea desde el año 2010 y que está creando más pobreza y paro». Del mismo modo, en el caso de España, pidió al Gobierno que negocie la reforma laboral y que establezca conversaciones paralelas a los trámites de aprobación del decreto en ley.

Por su parte, el secretario provincial de UGT, Arturo Fernández, lamentó que en la Unión Europea se esté «aprovechando esta maldita crisis» para tomar medidas que van «dirigidas muy directamente» a los «colectivos más débiles» que padecen los recortes sociales. «Estas reformas son catastróficas y nos van a devolver a los años 60», explicó Fernández quien, además, considera que la reforma laboral aprobada por decreto por el Gobierno tiene como «esencia» arrebatar a los trabajadores de sus derechos.

«El patrón tiene el poder de contratar o despedir con tranquilidad y sin impunidad. Ante eso, vamos a rebelarnos porque no podemos consentir que los derechos adquiridos a lo largo de los años se pierdan con un decreto ley cuyos efectos serán desoladores», aseguró.

A la concentración, enmarcada en la jornada de protestas que se ha desarrollado a nivel europeo, participaron varios miembros de la Ejecutiva Local del PSOE de León, el coordinador provincial de Izquierda Unida, Santiago Ordóñez, y otros colectivos de jóvenes leonesistas y comunistas.

Ambos sindicatos entregaron ayer en la Subdelegación de Trabajo, igual que en toda Castilla y León, un texto en el que expresan su rechazo a las políticas del Gobierno. Durante las concentraciones se exhibieron pancartas alusivas a los recortes sociales y la reforma laboral, así como carteles de los sindicatos.

Los sindicatos denuncian la pérdida de democracia y derechos laborales