domingo 25/7/21
Laboral

Sindicatos y patronal se niegan a aceptar las nuevas condiciones y exenciones de los Erte

La historia se repite, prórroga tras prórroga. Gobierno y agentes sociales siguen negociando a contrarreloj una nueva ampliación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo y, a menos de una semana para que expiren las actuales condiciones, aún se mantiene la incertidumbre sobre cómo serán a partir del 1 de junio.

Hoy se celebra el último Consejo de Ministros del mes, en el que debería aprobarse esta nueva prórroga, y por el momento no hay acuerdo. Sindicatos y patronal se han plantado y no aceptan la última propuesta que ayer ha hecho el Ejecutivo, ya que sigue suponiendo una rebaja «inaceptable» de las exoneraciones actuales a los trabajadores afectados, en algunos casos incluso con un recorte de la mitad, según manifestaron a este periódico fuentes cercanas a la negociación.

Aquí es donde reside el gran escollo. La llave para desatascar esta negociación y lograr un nuevo acuerdo la tiene el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, que sigue aferrado a cambiar el actual diseño y reducir las exenciones en las cotizaciones sociales de los trabajadores en Erte para aumentar las de quienes se reincorporan, con el objetivo de incentivar la vuelta a la actividad. Sin embargo, este nuevo modelo, que ya se implantó el verano pasado, lo rechazan en bloque los interlocutores sociales, que presionan para que se trate de una prórroga igual, con las mismas condiciones que ahora y ya de cara a septiembre, si se ha logrado la inmunidad de grupo, puedan abordarse otras diferentes.

«Hay que hacer una prórroga. Y una prórroga es una prórroga: son 20 minutos más con las mismas reglas y el mismo balón, no con distintas reglas y un balón ovalado», criticó el presidente de la CEOE. Garamendi calificó de «incomprensible que se nos estén planteando ofertas y no ofertas, esto no es un mercado», apuntó. Al ser preguntado por si cree que habrá acuerdo para extender los Erte, el líder de la CEOE lanzó un dardo a Escrivá: «Eso habría que preguntárselo al ministro de Seguridad Social». En esta misma línea se manifestó el secretario general de UGT, Pepe Alvarez. «Creo que no se nos puede pedir más. Hemos hecho un esfuerzo brutal durante un año y medio. En estos momentos, lo que corresponde es que el Gobierno prorrogue los Erte en las condiciones en las que están», defendió. Además, el recién reelegido líder de UGT resaltó que si finalmente se aprobara hoy sin acuerdo, sería un «fracaso», y recordó que el Ejecutivo tiene la facultad de convocar un Consejo de Ministros extraordinario, lo que podría hacerse este viernes.

A lo que sí ha abierto la mano el Gobierno es a no sacar actividades como el transporte terrestre de la lista de sectores ultraprotegidos, que cuentan con un mayor grado de exenciones, uno de los puntos más conflictivos.

Sindicatos y patronal se niegan a aceptar las nuevas condiciones y exenciones de los Erte