jueves 02.07.2020

La situación comatosa de la economía leonesa ya precedía a la era del Covid

Un informe del colegio de Economistas de Valladolid subraya la posición retraída de León
La situación comatosa de la economía leonesa ya precedía a la era del Covid

Un informe de situación económica del colegio de Economistas de Valladolid deja en un lugar crítico a la situación económica y financiera y social que presenta el territorio leonés. León pierde posiciones de actividad y población, segmento en el que se restó hasta mediados del año pasado un 0,72% de su población hasta situarse en los 459.144 habitantes. Del total de la población, el 27,24% tenía más de 65 años, más de punto y medio superior que el porcentaje alcanzado por el global de la autonomía, lo que supone un alto nivel de envejecimiento. El declive de la pirámide poblacional no supone más que un aperitivo de un menú de recesión que no tiene fondo en la provincia leonesa. Parámetro a parámetro, resulta más que complicado lograr una lectura positiva en el conjunto de este análisis de situación del primer trimestre del año, que clarifica la espiral negativa de forma paralela al agravamiento que ha dejado a su paso la pandemia. Poco positivo parece el reflejo de la situación laboral para la sociedad leonesa, con una tasa actividad en el 50,74% en ese primer trimestre, con descenso respecto al trimestre anterior donde la tasa de actividad fue del 52,14%, pero con incremento respecto al primer trimestre de 2019 un 1,08%, con un resultado inferior en casi cuatro puntos a la registrada en la autonomía, referencia de medida en este estudio del colegio de Economistas de Valladolid. Otro ejemplo de gravedad latente y manifiesta: La tasa de desempleo medida a través de la EPA sube ligeramente, hasta el 15,27%, más de tres puntos y medio superior que la del total autonómico, con subida en los últimos 12 meses un 16,48%. Cuando sobrevino la pandemia, esa posición retrasada se alargó de forma exponencial.

Relegado
El único aliento de esperanza del primer trimestre llega por los datos del turismo

Otro nicho de medida económica se localiza en la balanza comercial: las exportaciones experimentaron un ligero aumento del 2,48% en el primer trimestre , para alcanzar los 316,48 millones de euros en el total del trimestre. Por el contrario, bajan exportaciones respecto a los valores del cuarto trimestre de 2019, un 3,43%.

Las importaciones suben significativamente en el primer trimestre respecto al año anterior (13,30%) con una cifra de 181,99 millones de euros, y del mismo modo, suben respecto al trimestre anterior un 4,98%. El número de establecimientos hoteleros abiertos, en febrero de 2020, desciende moderadamente respecto a febrero del año pasado (0,90%), quedando situado en 219. Del mismo modo, el número de plazas de alojamiento que se sitúa en 8.342 baja el 4,59%, mientras que aumenta, el número de personal contratado donde la variación interanual es del +3,24%, quedando fijado su número en 797 empleados.

En el conjunto de los meses de enero y febrero, el número de viajeros aumentó un 19,37% y el de pernoctaciones sube de forma similar (18,15%) con respecto al mismo periodo del año anterior, alcanzándose los 77.372 viajeros y las 134.389 pernoctaciones.

La situación comatosa de la economía leonesa ya precedía a la era del Covid