jueves. 18.08.2022

Los soldados anuncian protestas si el Gobierno no les sube 60 euros el sueldo

Las asociaciones militares exigen una «dignificación» salarial igual que policías y guardias civiles
Lanzamientos de salvas en uno de los actos organizados en Conde de Gazola. SECUNDINO PÉREZ

Las asociaciones de militares Asfaspro, Aume y Atme han convocado una manifestación en octubre para pedir una «dignificación retributiva» que comenzaría por un incremento de 300 millones de euros en el Complemento Específico de estos profesionales, hasta llegar a una «verdadera homologación definitiva».

Las tres asociaciones más representativas de las Fuerzas Armadas anuncian la convocatoria de protesta para reclamar un incremento en el Complemento Específico, de manera que cada militar, con independencia de su graduación, vería mensualmente aumentado en 60 euros el componente general y en 100 euros el componente singular de dicho complemento.

Esta subida sería un paso previo a «la definitiva homologación salarial pendiente», reclamada por el Congreso de los Diputados y por el Senado desde el año 2018 pero todavía no materializada. Esta medida repercutiría directamente en los más de dos soldados que trabajan en la provincia de León. El grueso están integrados en el Ejército de Tierra, en la base de Ferral del Bernesga, Conde de Gazola, a los que se suman el medio millar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, que operan desde la misma base. La Academia Básica del Aire, el centro de formación para suboficiales del Ejército del Aire, cuenta con 400 soldados y, finalmente, también del Ejército de Tierra, el acuartelamiento de Santocildes en Astorga, en la que trabajan otros 400 soldados.

Tierra y Aire
En la provincia de León trabajan más de dos mil militares entre Astorga, La Virgen y Ferral

Las principales asociaciones de militares subrayan que los policías nacionales y los guardias civiles ya han visto aumentados sus sueldos, mientras «el gobierno ignora la denigrante situación retributiva de los militares que resulta dramática para miles de ellos, siendo el Ministerio de Defensa el principal responsable de no defender a su personal».

Las guardias, el trabajo a turnos, la nocturnidad, la extensión de horarios, la peligrosidad, la continua preparación técnica, la disponibilidad permanente y la movilidad geográfica son algunos de los motivos aludidos por estos representantes de los militares para demandar «una contraprestación retributiva justa en términos de responsabilidad y equidad en relación con otros cuerpos del Estado».

Por eso, las asociaciones profesionales se han dirigido a las ministras de Defensa y Hacienda antes del inicio de los trabajos de los próximos Presupuestos Generales del Estado, ante la posibilidad, entre otras, de que el sueldo del soldado quede por debajo del Salario Mínimo Interprofesional en su próximo aumento.

Falta de respuesta

Las tres asociaciones profesionales están dispuestas a trasladar a la calle en octubre sus reivindicaciones ante una «falta de respuesta adecuada» por parte de Defensa y Hacienda, declaran que los «aplausos, medallas y alabanzas no se admiten como medio de pago de las necesidades familiares».

A finales del mes de enero, la titular de la cartera de Defensa, Margarita Robles, se comprometió con las asociaciones militares a incrementar 45,60 euros al mes las retribuciones de los soldados en concepto de complementos a partir de febrero, así como crear una comisión de trabajo de un año de duración para estudiar una mejora de sus retribuciones.

Las asociaciones militares insistieron durante la reunión de principios de año con la ministra que el salario de los soldados rasos está entre 500 y 600 euros más bajos que los de policías y guardias civiles, por lo que reclamaban al menos mejoras salariales de cien euros al mes. La ministra siempre ensalza el papel que están realizando los militares españoles en esta época de pandemia y con el confinamiento, cuando dieron apoyo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado además de sumarse a diferentes tareas como la desinfección o el apoyo en diferentes frentes, incluidos los sanitarios, a lo que suma el papel de los rastreadores de los dos ejércitos y la Armada.

Los soldados anuncian protestas si el Gobierno no les sube 60 euros el sueldo
Comentarios