domingo. 26.06.2022
Enseñanza

Ya sólo 17 colegios de León mantienen la jornada partida frente a 134 con continua

Un estudio señala que las familias pierden más de 8.000 M€ al año con las clases matinales
Compromiso
Las Opas y la consejería
mantendrán reuniones
periódicas para abordar el
daño a las explotaciones
Alumnos en el patio de un colegio de la capital leonesa. JESÚS F. SALVADORES

Tras unos años en los que muchos centros concertados apostaron, ante la presión de las familias, por cambiar la jornada partida por la continua como ya tienen los colegios públicos desde hace más de una década, este proceso se ha estabilizado en la provincia de León, donde tan sólo subsisten 17 centros en los que los alumnos parten las clases para ir a comer frente a los 134 que tienen únicamente jornada matinal. Un cambio que en este último curso tan sólo ha hecho, precisamente, un centro público, el CRA de Riello, en el que este año por primera vez los estudiantes tan sólo han tenido que ir a clase por la mañana.

Frente a estos datos, un estudio desarrollado por el Centro de Políticas Económicas de Esade, tras analizar la Encuesta de Condiciones de Vida del INE y consultar a más de dos mil docentes, revela que la jornada continua supone una pérdida de ingresos para las familias españolas de más de 8.000 millones de euros al año, además de aumentar la brecha de género, ya que el 66,4% de del tiempo de custodia de los menores lo asumen las madres.

Con la pandemia, muchos centros educativos en Castilla y León, incluidos algunos concertados leoneses, exigieron a la Junta que aplicase la jornada continua para reducir los contagios. Una estrategia surgida de las familias, ya que para promover el cambio debe aprobarse primero entre ellos aunque finalmente es el consejo escolar de cada centro quien debe dar el respaldo a la propuesta y, finalmente, la Consejería de Educación dar el visto bueno definitivo. Sin embargo, este cambio no se llevó a cabo por incumplimiento de los plazos y porque los centros que la mantienen siguen defendiendo los beneficios de que los pequeños tengan un parón a la hora de comer para retomar las clases de la tarde con más fuerza, alegando siempre cuestiones pedagógicas.

Más tiempo en el cole

El estudio de Esade Jornada ecolar continua: cómo la pandemia está acelerando un modelo social y educativo regresivo incide en que pasar más tiempo en el colegio tiene un impacto positivo en términos «académicos y socioemocionales».

También que un almuerzo temprano, como se hace en las jornadas partidas o completas, y una pausa posterior, «se adapta mejor a los biorritmos» de los escolares y «mejora su salud y bienestar». Otro de los aspectos que destaca este trabajo es que la atención de los niños y adolescentes se ajusta mejor a la jornada partida, ya que la concentración aumenta hasta media mañana, disminuye hacia mediodía y vuelve a mejorar en mayor o menor medida a lo largo de la tarde.

Compromiso
Las Opas y la consejería mantendrán reuniones periódicas para abordar el daño a las explotaciones

Según la encuesta realizada a los docentes, el 50,9% de los profesores consultados tenía jornada matinal (continua) en el curso 2019/2020 (el del confinamiento); durante el 2020/21, que fue el de la reapertura escolar, este porcentaje se amplió hasta el 72,3%; y en el actual se ha mantenido en un 71,4% del total.

Los docentes son el colectivo que más se beneficia de una jornada matinal (continua), según Efe, tanto en términos de bienestar como en posibilidades de conciliación, según aseguran los expertos en el informe. Y es que los profesores se muestran mayoritariamente en la encuesta de Esade a favor de este tramo horario en su trabajo y, en ese sentido, subrayan los beneficios para el alumnado y las familias (no tanto para ellos) como las razones para justificar este turno.

Ya sólo 17 colegios de León mantienen la jornada partida frente a 134 con continua
Comentarios