domingo. 29.01.2023
José Antonio Prado Prieto de 64 años quedó aislados dos días en el caserío de Mental, deshabitado, próximo a Prioro, donde fue sorprendido por el temporal de nieve cuando fue a atender al rebaño de ovejas. Subió el miércoles por la noche «porque pensé que la nieve no me dejaría al día siguiente» «Por la noche cayó una fuerte nevada por lo que quedé inmovilizado, había unos 70 centímetros. Avisé a casa con le móvil para decir que estaba bien, pero cuando quise hacer una nueva llamada al día siguiente ya no tenía batería». En el caserío pasó dos días, hasta que un helicóptero del Greim acudió en su auxilio. Prado se alimentó con víveres de repuesto que hay en el caserío de Mental: «Hoy desayuné unas sopas de ajo, que nunca las como», relató tras ser devuelto a Prioro por la Guardia Civil. El helicóptero del Grein evacuó después al hospital a una vecina de Tejerina, al que no se podía acceder por carretera.

Solo en el caserío
Comentarios