sábado 29/1/22

El acuerdo para concederle a Alsa la prórroga del contrato del autobús urbano hasta marzo de 2024 salió ayer adelante con el único voto a favor del PSOE. Ninguno de los demás grupos decidió apoyar el documento en el que se informa de manera favorable la petición de la empresa privada de contar con dos años y tres meses más, el máximo posible que permite el contrato, como contraprestación a los ingresos perdidos durante los tres meses de restricciones provocadas por la pandemia. Ante el dictamen, el PP, Cs e incluso el socio de gobierno de los socialistas, Nicanor Pastrana, se abstuvieron, mientras que la UPL se posición en contra.

Los leonesistas recalcaron que la prórroga «porque tres meses de restricciones por la pandemia no guardan correlación con una pretensión de una prórroga de la concesión en dos años y tres meses». Pese a los informes técnicos, la UPL subrayó que apuestan y seguirán «apostando por la municipalización del servicio una vez termine la concesión, o, en el peor de los casos, por la constitución de una empresa mixta con mayoría municipal». «Pero desde luego entendemos que para la ciudad de León y como servicio a los leoneses, una nueva concesión no resulta en absoluto adecuada, y menos tampoco una prórroga del contrato hasta el límite posible solicitado por la empresa concesionaria, que no guarda en absoluto relación con el periodo de restricciones por la pandemia», trasladaron desde la formación, que avisó al PSOE de que «deberá de buscar el apoyo de otros grupos políticos, para conceder esta prórroga solicitada por la empresa».

Sólo el PSOE apoya la prórroga del bus a Alsa