miércoles. 07.12.2022
Sucesos

Una mujer agrede a un policía que le recriminó no guardar la distancia

El Ministerio Fiscal propone una pena de seis meses de prisión por atentado a la autoridad
Área en la que se produjo la agresión de la somalí denunciada. JESÚS

Una mujer de origen somalí se enfrenta a una pena de seis meses de prisión, acusada de un presunto delito de atentado a la autoridad, del que es acusada en virtud de un incidente con dos agentes de la Policía Nacional, que le conminaron por tres veces a guardar la distancia de seguridad exigida cuando daban un paseo por la Avenida de Jesuitas el pasado 20 de mayo. La acusada hizo caso omiso de las indicaciones de los agentes y cuando finalmente fue requerida para entregar su documentación, se negó: «Sois unos racistas y nos paráis a nosotras porque somos extranjeras». La vista se celebrará en Penal 2 el próximo día 26 de marzo a las 9.00 de la mañana.

Reiteración

Los policías advirtieron hasta por tres veces a la acusada para que depusiera su actitud

Refleja el escrito de acusación del Ministerio Fiscal que la sospechosa ya tenía otra condena por atentado y que fue advertida en un primer momento por los agentes. Cinco minutos después fue sorprendida en la misma actitud a la altura de la Facultad de Educación y una tercera en la calle Joaquín González Vecín. Fue aquí donde los policías decidieron solicitar la documentación a la sospechosa: «No voy a daros nada, no quiero que me multéis», dijo a los agentes.

«Sois unos racistas»

A la vista de las circunstancias, los policías decidieron llevarse a dependencias de Comisaría a la sospechosa, que se negó a introducirse en el coche de patrulla. «Sois unos racistas, nos paráis porque somos extranjeras», dijeron a los agentes. Al ser introducida en el vehículo policial, la investigada opuso fuerte resistencia y se enganchó al chaleco protector del policía que la sujetaba, que tuvo que emplear la fuerza mínima indispensable para retenerla y poder llevar a cabo la intervención.

Condena en costas

A criterio del Ministerio Público, procede considerar los hechos como un presunto delito de atentado a la autoridad, por el que propone una pena de seis meses de prisión y la condena en costas. La defensa de la acusada considera que la versión del Ministerio Fiscal no se ajusta a la realidad de lo sucedido y discrepa de la correlativa de los hechos, por lo que propone la libre absolución de su cliente con todos los pronunciamientos posibles a su favor.

Como medios de prueba, se propone para la celebración del juicio la declaración testifical de los dos policías que participaron en el suceso, además del interrogatorio a la acusada, a realizar en sede judicial. Como prueba documental se aporta el atestado y la hoja de antecedentes penales que obran.

Una mujer agrede a un policía que le recriminó no guardar la distancia
Comentarios