domingo 20/6/21
Sucesos

El sospechoso del crimen de La Torre será juzgado en febrero por otra causa

Está acusado de lesiones y hurto por un ataque a otro joven en Padre Isla en el año 2019

El sospechoso del crimen de La Torre será juzgado el próximo 9 de febrero de 2022 en Penal 2, a las 9.30 horas, acusado de un delito leve de lesiones y de otro delito de hurto, por un episodio que ocurrió en 2019 y por el que el Ministerio Fiscal solicita sendas penas de un mes de multa cada uno. Previsiblemente, este juicio tendrá lugar antes que el que de forma probable se desarrollará en la Audiencia Provincial de León en el que comparecerá como autor confeso de la muerte de otro muchacho de una puñalada, la noche del 16 de mayo pasado.

La vista estaba programada para el 25 de mayo pasado pero tuvo que ser suspendida por razones obvias.

De acuerdo al escrito de calificaciones provisionales emitido por el Ministerio Fiscal, los hechos ocurrieron a las 20.45 horas del 27 de marzo de 2019. El sospechoso y un menor caminaban por la avenida del Padre Isla cuando repentinamente se encontraron con un joven al que les unía una mala relación.

Los dos comenzaron a propinar puñetazos en la cara a la víctima, que comenzó a gritar pidiendo auxilio a los viandantes, circunstancia que motivó que los agresores huyeran, no sin antes llevarse una mochila del agredido, que contenía un libro de inglés, un archivador, un bolígrafo y un juego de llaves, según el relato del Ministerio Público.

Dos frentes

La familia del joven que fue asesinado decide personarse como acusación particular

Como consecuencia de las agresiones, la víctima sufrió una contusión en la zona malar izquierda y una contusión en la rodilla, que le comportaron cinco días de perjuicio personal básico.. Los efectos sustraídos fueron valorados en 69 euros. Se le suman 30 más por los desperfectos que sufrió el abrigo del agredido, según la tasación.

Para el fiscal, los hechos constituyen un delito de lesiones leves y otro de hurto. Solicita una pena de dos meses de multa, a razón de seis euros diarios (360 euros) por el primer epígrafe y la misma cantidad por el segundo, así como las costas judiciales.

La defensa del acusado discrepa de la descripción correlativa de los hechos que presenta el acusador público, y sostiene que la conducta real de su patrocinado no es constitutiva de delito. Por eso propone la libre absolución del acusado, con todos los pronunciamientos favorables.

De forma paralela, esta semana se conoció que la familia del joven asesinado en el crimen de La Torre ha decidido personarse en la causa derivada del homicidio de su hijo como acusación particular. Para ello ha contratado los servicios del abogado penalista Fernando Rodríguez Santocildes, que ostentará la representación procesal de los padres del finado.

La causa se encuentra en fase de instrucción por el momento y se anuncian nuevas declaraciones de investigados y testigos para los próximos días.

En principio, se intentará presentar cargos por un delito de homicidio aunque el desarrollo de los próximos pasos de la investigación será fundamental para determinar las responsabilidades penales que puedan corresponder.

La víctima era un joven de 19 años, estudiante de la Universidad de León, natural de la localidad de Colindres (Cantabria), que había salido de fiesta con sus amigos por la zona del descampado de un gran hipermercado cercano a la ULE. Una pelea terminó con su vida de una puñalada.

El sospechoso del crimen de La Torre será juzgado en febrero por otra causa