domingo 13/6/21
El Filandón | Juan Carlos Suárez-Quiñones, consjero de Fomento de la Junta

VÍDEO |«Yo soy leonesista, lo que no soy es agravista; si el leonesismo es defender a León, soy el primero»

A medio camino entre el discurso político y el balance de gestión, habló de los errores en la gestión de la finalización del estado de alarma por parte del Gobierno, de las oportunidades de la provincia de León en materia de infraestructuras, de las peculiaridades del Bierzo y sus necesidades y advirtió de que el día en que al leonesismo se le muestren datos comparativos «más de uno se llevará una sorpresa».
RAMIRO

El consejero protagonizó la tertulia El Filandón, que compartió con Juan Francisco Martín, director de La 8 León, Marisa Vázquez, directora de La 8 Bierzo y Joaquín S. Torné, director de Diario de León, presentados por Roberto Núñez.

—¿Hay una correlación entre la victoria de Ayuso en Madrid y la apertura de la hostelería? La memoria colectiva es frágil pero la individual tiene las cosas más presentes cuando hay que votar...

—Cada comunidad adopta las medidas que considera oportunas de acuerdo a sus características. Aquí hay nueve provincias, una red hospitalaria diferente y comunidades vecinas problemáticas en sentido de incidencia. Lo que hay que hacer es tomar decisiones buscando el bien público y no los vítores personales.

—¿Está preparada la Junta para asumir lo que viene por delante?

—Estamos preparados desde el primer día. Lo hicimos antes que el Gobierno de España, con un paraguas que es el Estado de Alarma y que ha desaparecido. Era un instrumento jurídico muy útil para la prevención y que se ha eliminado de forma precipitada. Tratamos de mantener las máximas cotas de libertad. Las cosas no se han hecho bien, pero encima de todo hay que defender la salud.

—Usted es juez. ¿Cómo se deberían hacer las cosas?

—Lo llevaba reclamando el presidente Mañueco desde la Conferencia de Presidentes. Un Estado de Alarma es una legislación excepcional pero tenemos una Ley Orgánica de 1986 que permite de forma dificultosa tomar medidas que permiten no necesitar el Estado de Alarma. La solución no es establecer un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, porque los magistrados del TS no van a inventar leyes nuevas.

—Pero parece que los políticos se lavan las manos y dejan todo en manos del jurista...

—No se puede dejar nada en manos del jurista. El Supremo no puede crear una norma, está sometido al principio de legalidad. Un recurso de casación no es la solución, eso es una falacia. El Supremo no va a inventar leyes.

—Entonces ¿para qué queremos a los políticos?

—Bien... nosotros apelamos con responsabilidad al Gobierno de España y ya tenemos el espectáculo preparado. Un Tribunal Superior de Justicia dice que sí a una medida y otro dice que no... Tenemos que tener un paraguas normativo.

—El presidente Sánchez ya había tenido un año para prever este escenario. ¿El presidente de la Junta lo ha hecho?

—La pandemia es un problema de España y afecta a todas las comunidades, no solo a una. No se tata de decir «que me pidan medidas las comunidades». Es usted el que tenía que haber adoptado medidas y no lo ha hecho.

—Pero Carmen Calvo, la vicepresidenta del Gobierno, dice que nunca ha sido así...

— Hubo un tiempo en que fue así. Pero fue hace tiempo ya. La vacunación es la esperanza y la solución. Tenemos 1.280.000 personas vacunadas, una inmunidad cercana al 50% y queremos que se vacunen, porque es el camino del fin de esto.

—La estación de autobuses y el transporte metropolitano ¿son sus grandes proyectos para León?

—Está preparada una renovación integral que va a ser una instalación intermodal con la de tren. Será accesible y moderna, con las últimas tecnologías, como merece la puerta de entrada a León. Tiene un proyecto de ejecución de 18 meses. Respecto al transporte metropolitano, no lo tienen todas las provincias pero queremos que sea razonable de precio y más moderno.

—La inauguración va a coincidir con el periodo preelectoral. ¿No teme que el PSOE y el alcalde de León trate de capitalizar una inversión de la Junta, en un momento en el que culpa a la Junta de todo y en un momento en el que abandera el leonesismo en todo lo que hace?

—Que capitalice lo que quiera. Lo importante es que la inversión se haga para León. El proyecto se ha hecho de conformidad con el Ayuntamiento, como el proyecto de intermodalidad. Nosotros trabajamos y ellos que capitalicen lo que quieran, ellos sabrán.

—¿Qué líneas va a seguir Fomento con los fondos de recuperación?

—Estamos configurándolo desde Europa con los fondos Next Generation. La UE se ha comprometido y a va a tomar a préstamo dinero de los mercados para que este coronavirus sea un elemento transformador. Hay 400 proyectos de Castilla y León que exigirían 4.200 millones y España ya ha presentado su plan. Ahí esperamos el juego de la transferencia de fondos. Pedimos generosidad porque son 140.000 millones de euros que van a ser difíciles de gestionar.

—Pero para eso hacen falta los empresarios ¿no?

—Los fondos se materializan en proyectos de concurrencia pública. También están los proyectos público-privados que permitirán alcanzar actuaciones conjuntas.

—¿Cuál es su idea del peaje en las carreteras y autopistas?

—¡Era lo que nos faltaba!. Los ciudadanos ya pagan impuestos con el IRPF. No son las políticas que hay que seguir. Madrid ha bajado los impuestos. Y ya lo que nos faltaba es el pago en el medio rural. Parece mentira que tengan una vicepresidencia para el reto demográfico y luego propongan estas medidas.

—¿El leonesismo arraiga por las desigualdades?

—El día que hagamos un análisis comparativo a lo mejor más de uno se lleva uno más de una sorpresa. Hay empresas que generan empleo como Forestalia en El Bierzo, Tvitec, LM, o Network Steel. Hay muchos proyectos.

—El leonesismo se basa en el ‘Valladolid nos roba’. Portugal se lleva el ramal centro desde Medina del Campo hasta Barcelona. Eso deja a León fuera del Corredor Atlántico. Torneros también queda fuera. ¿Están dando al leonesismo muchas banderas a las que agarrarse y algo de razón?

—Yo soy leonesista, lo que no soy es agravista. Habría mucho que hablar de lo que es el leonesismo. Si el leonesismo es la defensa de León y de lo que León significa, yo soy el primer defensor de León, de su prosperidad y de su futuro: yo y el gobierno de Castilla y León que tiene una apuesta muy relevante por esta provincia. Que Portugal defienda el Corredor Atlántico desde Salamanca es legítimo. Son dos corredores distintos y compatibles. Nosotros impulsamos la virtualidad real. No estaba en el mapa y se ha pintado en 2019...

—... entonces el único que ha ganado dinero es el de la pintura...

—No frivolicemos con eso. Ha sido el Parlamento Europeo el que ha puesto a Ponferrada, a Astorga y a León en el mapa del transporte ferroviario. Por eso mismo acabamos de firmar un convenio para crear una plataforma intermodal en Ponferrada. Y por eso mismo demandamos al Gobierno la renovación de la línea León-Ponferrada. No habrá opción en el Eje Atlántico si no se moderniza esa línea.

—Pero León no tiene tiempo que perder y esto es muy lento...

—No estamos parados esperando a que Europa ponga el dinero y que venga la línea. Podemos hacer una relación de las ventajas que tiene cualquier proyecto que se establezca en las cuencas mineras. Torneros es una infraestructura del Gobierno. Nosotros hemos colaborado dentro de nuestras competencias que son las urbanísticas. El Gobierno acaba de licitar un proyecto de plataforma logística que creemos que no tiene la virtud intermodal ferroviaria. Hablo de Villadangos porque es el proyecto de la Junta.

—¿Por que no se invierten los 3.000 millones que se necesitan para romper la barrera del Manzanal para la conexión ferroviaria?

—La inversión inicial no serían ni los 3.000 millones. Eso sería para el enlace Vigo-Palencia-Valladolid, que pasando por León, Astorga y Ponferrrada podría conllevar esa inversión. Inicialmente son 1.000 millones. La promesa que hizo el ministro Ábalos en Zamora fue hacer el mismo esfuerzo inversor en el Corredor Mediterráneo y en el Corredor Atlántico. Hay miles de millones para transporte ferroviario. Esperemos que ahí esté también la oportunidad para la renovación.

—¿Qué les decimos a los hosteleros?

—Les decimos que tenemos entre todos la responsabilidad de vencer la pandemia. Entendemos que las medidas limitativas que conllevan las altas incidencias implican que haya que tomar determinaciones.

—Pero gobiernos del mismo signo toman decisiones diferentes....

—Porque Madrid no es Castilla y León. Las decisiones que se toman de acuerdo a una infraestructura sanitaria y a un envejecimiento. El mensaje es claro, tenemos que avanzar, pero todavía tenemos 122 personas en las UCIs de nuestras provincias y hay que esperar.

VÍDEO |«Yo soy leonesista, lo que no soy es agravista; si el leonesismo es defender a...
Comentarios