jueves 17.10.2019
Política

La suma del PP, Cs y Vox en León les daría tres diputados con los resultados de abril

La coalición propuesta por Casado arrebataría la victoria al PSOE, que se quedaría con un escaño en cada cámara
Casado se reunió en el Congreso con los diputados y senadores del PP. MARISCAL
Casado se reunió en el Congreso con los diputados y senadores del PP. MARISCAL

El plan de Pablo Casado para reunir a las formaciones de centro derecha bajo la denominación España Suma apoya en León sus cálculos. El líder de los populares defendió ayer que de acuerdo a la simulación de los resultados de las últimas elecciones generales y los datos del CIS alcanzarían 176 escaños. Dentro de este escenario, que supone la mayoría absoluta, León sería una de las plazas en las que la hipotética coalición lograría adelantar al PSOE. Si se repitieran los resultados del pasado 28 de abril, la unión de las tres fuerzas sumaría tres diputados y tres senadores en la circunscripción provincial, mientras que los socialistas se quedarían tan sólo con un representante en el Congreso de los Diputados, frente a los dos actuales, y uno en la Cámara Baja, donde hasta ahora cuentan con tres actas.

 

El vuelco sólo se mantendría con la unión de las tres fuerzas, que acumularían 152.199 votos, conforme a los resultados de hace apenas medio año. Pero sin el concurso de Vox, que se apuntó 33.449 papeletas en la provincia el 28 de abril, el reparto se quedaría en dos diputados para el PSOE y dos para la coalición, que en estos momentos por separado ya dispone de esta representación: uno el PP y uno Cs. En este caso, incluso podría ser desfavorable para los populares, dado que, según las encuestas y sondeos que manejan los partidos, lograrían recuperar en solitario el segundo acta en las urnas del 10 de noviembre, en detrimento del partido naranja.

 

En medio de este panorama de simulación de resultados, el secretario general del PP en León, José Miguel González, alabó ayer la propuesta de su líder porque es mucho más positiva la unión de todo el centro derecha que ir divididos». «Yo creo que en provincias como León permitiría sin ningún género de duda ser la primera fuerza política y conseguir dos diputados y cerca el tercero y tres senadores», concedió el nuevo hombre fuerte de la formación, quien abundó en que «sería sin duda una gran noticia para España que esto fragüe», ya que «ahí es donde los partidos del centro derecha harían gala de su generosidad y sentido de estado».

 

González insistió en que, «para hacer frente a la izquierda y recuperar el rumbo de España, toca unirse; unir para ganar y ganar para gobernar». «Si algo ha demostrado el PP es que cuando suma, gana España. Se bajan impuestos y se crean más puestos de trabajo. Y ese es el ofrecimiento que, en defensa del interés general, hacemos a aquellos que creen que es hora de echar a Sánchez de Moncloa. Pablo Casado liderará la solución del bloqueo que ha provocado Sánchez», auguró el secretario general del PP leonés, ya metido en campaña, en la que Génova tiene en su planteamiento inicial que figure como número uno al Congreso. «Cada uno tendría la representación proporcional a su espacio electoral. Por lo tanto, siendo justos y objetivos y teniendo como único fin España, no tendría porque generar ningún problema», aclaró, respecto al modo en el que se establecería el reparto de la lista.

 

El discurso de González cuadra con el expuesto por Casado ayer en Madrid, tras su reunión con diputados, senadores y cargos, entre los cuales estuvo el propio secretario general del PP leonés. Ante este aforo, el líder nacional de la formación defendió que la fragmentación del voto de centro derecha es «el mejor salvavidas de Sánchez». «Los partidos que decíamos que no queríamos que gobernase Sánchez habríamos tenido mayoría absoluta en las pasadas elecciones», argumentó el candidato del partido para el 10 de noviembre.

 

CS IRÁ POR SU LADO

 

Pese a la insistencia del PP, Ciudadanos rechazó ayer por segunda vez el ofrecimiento. En León, el actual diputado naranja, Justo Fernández coincidió «completamente» con la postura adoptada por la dirección nacional de su partido. «Podemos coincidir en temas como la economía, pero en otros, no. Además, no vamos a asumir los pufos judiciales de otros. Que cada uno vaya con sus siglas a las elecciones y luego ya veremos», apuntó el portavoz provincial de la formación, quien aseguró que no entra «en ese juego» del cálculo de los posibles resultados porque «no es una opción». «Y mucho menos con Vox. Eso sería impensable», remató.

 

Esta segunda variable no se pronunció sobre la posibilidad de sumar las sigas. La portavoz de Vox en León, Elena Merino, se remitió a lo que marque la dirección nacional. «No podemos decir nada hasta que nos den instrucciones», trasladó, sin confirmar ni siquiera si presentarán candidaturas. Su entrada en la coalición con los populares, sin Cs, elevaría la cifra de votos hasta los 101.587 papeletas, de acuerdo a los resultados del 28 de abril, lo que les daría dos diputados, pero sin lograr dar el vuelco al PSOE, que conservaría dos escaños.

La suma del PP, Cs y Vox en León les daría tres diputados con los resultados de abril