jueves. 11.08.2022
DL13P6F2-19-02-33-9.jpg

La presencia en el campus de Vegazana del Centro de Supercomputación Caléndula resulta crucial en el trabajo investigador diario del Grupo de Física de la Atmósfera. «Lanzamos dos predicciones al día con el objetivo de contar con un modelo para 48 horas», relata el profesor García Ortega. El centro permite al equipo disponer de potentes ficheros de datos de sus trabajos de campo e investigaciones y los que proporciona la constelación de satélites a escala planetaria, todo ello encaminado siempre «al mejor conocimiento de la atmósfera con los modelos de predicción y las simulaciones», asegura.

La investigación de la ULE —con la validación de los datos de la constelación GPM— cuenta con la financiación de la Agencia Estatal de Investigación destinada a proyectos I+D+i, dirigidos «al conocimiento y fortalecimiento científico y tecnológico orientado hacia los retos de la sociedad».

El trabajo está liderado por el doctor Francisco Javier Tapiador, de la Universidad de Castilla-La Mancha, quien ha trabajado con equipos de la Nasa en Estados Unidos. «Nosotros llevamos años colaborando con esta universidad, aportando nuestro conocimiento de la atmósfera».

Distintos equipos por el mundo realizan igualmente validaciones para la Nasa, de precipitaciones sólidas y líquidas, a través de los datos de la constelación de satélites, con participación también de la Jaxa (Nasa japonesa).

En su momento, el proyecto internacional GPM fue el segundo más caro de la historia de la agencia espacial norteamericana, tras el lanzamiento del transbordador espacial.+

Supercomputación para realizar dos predicciones cada jornada
Comentarios