jueves 4/3/21
Una herramienta de un millón de euros

Un TAC cardiológico único en España sitúa al Hospital a la vanguardia tecnológica

El tomógrafo donado por Cepa realiza las primeras pruebas, 280 imágenes con un sólo latido que reduce seis veces la radiación
El primer estudio cardiológico con el nuevo TAC se efectuó el viernes día 18. JESÚS F. SALVADORES

El Hospital de León acaba de subir el telón para contemplar el mejor espectáculo cardiológico del país. Una representación única en España que comenzó el pasado viernes gracias a un nuevo y revolucionario equipo de Tomografía Computerizada Avanzada (TAC) especialmente diseñado para fotografiar cada lámina del corazón con tal precisión que las arterias, vasos y venas dejan al descubierto cualquier patología que puedan sufrir.

El aparato entregado de forma filantrópica por la Fundación Cepa González Díez usa inteligencia artificial para el post-procesamiento y permite implantar «la ventanilla única» en el servicio, de modo que alguien que llegue con dolor torácico podrá ver resuelto en diez minutos su diagnóstico al pasar por el escaneo del TAC. Algo que hasta ahora se demora varios días, según los casos, e implica someterse a varias pruebas con sus correspondientes visitas a la consulta del cardiólogo e incluso la hospitalización.

Esta nueva herramienta de un millón de euros fue presentado en sociedad el pasado verano, aunque las obras para ajustar el búnker que lo alberga e instalarlo acaban de finalizar ahora y los dos primeros estudios a pacientes se efectuaron el viernes. En un mero parpadeo, que en el caso del corazón se traduce en un sólo latido, es capaz de radiografiar en todo su conjunto a este órgano vital para el cuerpo humano.


El ensamblaje de las imágenes se realiza con inteligencia artificial. JESÚS F. 


Su gran ventaja, salvar vidas e insuflar una mínima dosis de radiación (seis veces inferior a la actual) al paciente al obtener las imágenes con una novedosa tecnología de forma muy rápida y muy precisa. Con este tomógrafo se podrán analizar y detectar patologías cardiovasculares más complejas e incluir en el TAC a personas con una frecuencia cardíaca elevada o con trastornos del ritmo.

La importancia del nuevo aparato queda patente al saber que sólo funcionan diez máquinas de ese tipo en el mundo, dos de ellas en Europa (Hungría e Irlanda), lo que convertirá al Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) en todo un referente de la cardiología. Hará crecer los índices de calidad del Hospital y dar un salto en el tratamiento y la prevención de dolencias cardiacas. Un sector en el que ya destaca bajo las órdenes del jefe del servicio, Felipe Fernández-Vázquez, y del responsable y promotor del nuevo proyecto, el jefe de diagnóstico por imagen, Ignacio Iglesias.

Entre sus ventajas se encuentra una cobertura completa del corazón, con un detector de 14 centímetros por 26 centímetros de anchura, la adquisición de la imagen en un sólo latido (sin las limitaciones de las alteraciones de la frecuencia y/o el ritmo cardiaco), un tiempo de adquisición medio de 0.12 segundos, 280 cortes por rotación, algoritmos que permiten una ultra baja dosis y la realización de estudios morfológicos y funcionales (perfusión dinámica de miocardio).

Cepa y la Consejería de Sanidad acordaron la donación a través de un convenio fundamentado en el hecho de que las enfermedades cardiovasculares constituyen una de las primeras causas de fallecimiento y es necesario avanzar en la atención a esos pacientes. En enero, el TAC estará a pleno funcionamiento. Su arranque recuerda a un avión que acelera.


Felipe Fernández-Vázquez e Ignacio Iglesias antes de la prueba. J.F.S.

Un TAC cardiológico único en España sitúa al Hospital a la vanguardia tecnológica
Comentarios