martes 24/5/22

Al menos en lo que a sus percepciones salariales se refiere, porque al grupo social con más capacidad económica si las rentas de trabajo se les han reducido, las inversiones se les han multiplicado. Incluso en un entorno de volatilidad, las inversiones bursátiles a medio y largo plazo han dado sustanciosos rendimientos en los últimos años. Y lo hacen también con fuerza desde hace tiempo (y las previsiones apuntan que seguirá así) la inversión en ladrillo: buena parte de las operaciones de los últimos tiempos se basan en poner el dinero a producir, no en acceder a una vivienda.

En León quienes tienen unas rentas del trabajo más altas (más de cuatro veces el salario mínimo) son en datos de 2020 una cuarta parte de los que se contabilizaban por Hacienda en 2007. Cada uno de ellos cobra, eso sí, mucho más que entonces. En conjunto se repartían antes de la crisis financiera 1.165 millones de euros en León por sus rentas de trabajo; y el último dato es de 487 millones. Eso sí, en el año del parón económico por la pandemia.

También hay menos ricos