miércoles. 01.02.2023
Posada saluda a Isabel Carrasco ante García Cirac, Rodríguez Sanz-Pastor y Marqués.

La promoción de León como cuna del parlamentarismo mundial tiene que ser una «lluvia fina, no unos acontecimientos de un año. Que llegue a formar parte de nuestra cultura como la Catedral, San Isidoro o Las Cantaderas». Lo repite el alcalde, Emilio Gutiérrez, como la hoja de ruta a seguir por el reconocimiento de la Unesco y lo que tiene que suponer para la ciudad.

Lo escuchó ayer la amplia representación que acompañó al presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada. La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Josefa García Cirac; el delegado del Gobierno en la Comunidad, Ramiro Ruíz Medrano; por la tarde la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García; el secretario general de esta consejería, José Rodríguez Sanz-Pastor; el coordinador del Gabinete de Jesús Posada en el Congreso, Javier Marqués. Junto a ellos, una amplia representación de las instituciones y la política local. Desde la presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, al subdelegado de la Junta, Guillermo García; el subdelegado del Gobierno, Juan Carlos Suárez-Quiñones; el secretario general de los socialistas leoneses, Celestino Rodríguez; el concejal portavoz del Ayuntamiento de León José María López Benito o el diputado provincial Marcos Martínez, entre otros.

Jesús Posada estuvo acompañado en todo momento por el presidente de Edigrup, José Luis Ulibarri, así como por la consejera delegada del grupo editorial, Adriana Ulibarri.

La conferencia que ofreció el presidente del Congreso de los Diputados en la Colegiata de San Isidoro por la tarde registró un lleno total, muchos asistentes no pudieron siquiera acceder a la sala donde se celebró.

Tan leonés como las Cantaderas