domingo 17/10/21
Zabihullah Karim | Exfiscal General de Afganistán

«No tenía miedo, pero había una falta de seguridad total»

                      Zabihullah Karim, ayer en León. MARCIANO PÉREZ
Zabihullah Karim, ayer en León. MARCIANO PÉREZ

Zabihullah Karim, hasta hace unos días era Fiscal General de Afganistán, protagonizó ayer una de las actividades del máster del Colegio de Abogados de León, con una ponencia dedicada a los estudiantes de Derecho.

Karim ha podido ser evacuado de Afganistán junto a su familia por las autoridades españolas en un operativo conjunto en el que también han colaborado activamente efectivos norteamericanos, miembros de la sociedad civil, periodistas, defensores de los derechos humanos y la fiscal general del Estado, Dolores Delgado.

—¿Cómo se encuentra después de su salida del país?

—Estoy muy bien, muchas gracias.

—¿Cuánto tiempo hace que tuvo que salir de Afganistán?

—Llevo en España casi un mes. La situación era complicada y no quedó más remedio que salir de allí.

—¿Cómo ha sido su experiencia?

—La llegada a España ha sido muy buena, ha sido magnífica.

—¿Cómo se trabaja desde el puesto de fiscal general en un país como Afganistán?

—Es uno de los trabajos más complicados que he tenido que hacer en mi vida.

—¿Qué dificultades son las principales que tuvo que afrontar en ese tiempo que pasó en su país?

—Principalmente he tenido que enfrentarme a una falta de seguridad tremenda. No tener esa sensación y vivir en esas condiciones ponía muchas trabas en mi camino. Aplicar la justicia a nivel nacional era algo muy complicado. Hay que tener en cuenta cómo está la corrupción, la historia de Afganistán y el problema que suponen los Señores de la Guerra. Esos eran los principales problemas, sobre todo tratar con ese tipo de gente.

—¿Ha llegado a pasar miedo alguna vez?

—Nunca.

Dificultades
«Aplicar la justicia con nuestra historia y los Señores de la Guerra es un problema enorme»

—Pero desempeñar una labor de estas características exige un importante grado de valentía ¿no?

—Habíamos asumido todo tipo de riesgos para trabajar por el país, pero lamentablemente sucedió lo que no esperábamos. Nunca esperábamos que ocurriera. No estás preparado nunca para una cosa así. no te lo imaginas nunca

—¿Cree que hay alguna solución de futuro para Afganistán?

—Ahora mismo no veo ninguna, no es posible en este momento.

—¿Ha dejado familia allí?

—Mi familia directa está conmigo en España. Mis hermanos y mis padres se han quedado allí.

—¿Y puede establecer contacto con ellos?

—Sí.

—¿Cuáles son las diferencias entre las leyes de los dos países?

—Hay muchas.

—¿Piensa establecerse en España?

—De momento estoy aquí y en un futuro se verá si puedo volver a trabajar a no para mi país. Si hay alguna opción, volveré.

—¿Cómo fue el encuentro con la fiscal general de España?

—Fue una reunión interesante y fructífera y se comprometió a ayudarnos en lo que pueda.

«No tenía miedo, pero había una falta de seguridad total»