lunes. 03.10.2022

En el aire figura una tercera posibilidad, al hilo de una solución de emergencia que se tomó en el año 2001 por las circunstancias. Fue necesario realizar El Encuentro en la plaza de la Catedral, a semejanza de lo que en la actualidad hace la Real Hermandad de Jesús Divino Obrero con otra procesión del Encuentro, en este caso la correspondiente al Domingo de Resurrección.

Los defensores de esta alternativa aportan un argumento más favor de esta tesis: se podrían enlazar dos momentos importantes de la procesión y ganar tiempo si se desarrollase El Encuentro y a continuación tuviese lugar el descanso para que las familias de los braceros y los hermanos de puja pudiesen reunirse en otro de los momentos singulares de la mañana de Viernes Santo cada año. El objetivo paralelo que se persigue con todas estas propuestas es que la procesión no se prolongue de forma indebida, con el objetivo d que esté recogida en torno a las 15.00 horas y habilitar un espacio de recuperación adecuado para que los hermanos que también pujan por la tarde el Santo Entierro (de Minerva el próximo año) puedan llegar en condiciones más adecuadas a la sesión vespertina. Son muchos los braceros que pertenecen al alimón a las dos cofradías.

Una tercera propuesta sugiere que se realice el acto ante la Catedral