domingo. 29.01.2023

El desconcierto se está apoderando de los testigos que aún restan por declarar, a los que se está citando y desconvocando de forma constante en medio del caos en que se ha convertido la vista.

La Audiencia Nacional les dota de unas claves de acceso al sistema de videoconferencia del Ministerio de Justicia con las que se les evita el desplazamiento a Madrid.

Sucede sin embargo que los horarios a veces se modifican sin previo aviso. El descontrol en las vidas privadas de los afectados es notable y en las sesiones, a veces se da la paradoja de que mientras declara una persona, aparece repentinamente otra en la sesión, porque el horario previsto no se ha respetado y tampoco se ha comunicado el cambio.

Eso, por no señalar las interrupciones por problemas en la grabación de la vista. Tremendo.

Testigos de hoy sí, mañana no
Comentarios