domingo 29/5/22

Abril se despedirá con las precipitaciones provocadas por una borrasca atlántica que inestabilizará la atmósfera y que dará lugar a lluvias y chubascos, también a tormentas ocasionales que desapareceránse según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología. En León, las temperaturas subirán a partir del viernes y se espera que se superen incluso los 20 grados durante las jornadas del sábado y el domingo. El lunes llegarán las lluvia, si se cumple el pronóstico. Para mañana, las máximas no pasarán de los 17 grados y aunque no se esperan precipitaciones fuertes, la inestabilidad todavía predominará en los últimos días del mes de abril. 

 

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, espera además que buena parte de las lluvias traigan algo de barro, sobre todo el jueves, por la presencia de polvo en suspensión llegado del norte de Africa y que dará lugar a calima: polvo en suspensión procedente del norte del continente africano. En cuanto a las temperaturas, señala que la semana ha comenzado con valores propios para la época y se quedarán más frescas de lo normal hasta el viernes, en especial, en el este de la Península. También pueden extenderse al oeste de Castilla y León y a Extremadura y serán algo más abundantes en el centro de la Península, donde no se descarta que estén acompañadas de tormentas.

Al sureste de la Península y en la ciudad autónoma de Melilla también llegará polvo en suspensión, que dará lugar a calima y que empeorará la calidad del aire. Las temperaturas bajarán de forma acusada el miércoles en el este y en el norte de la Península, sobre todo en el Cantábrico, donde podrán descender de 6 a 8 grados centígrados respecto al martes. De ese modo, prevé que Córdoba, Sevilla o Gerona rondarán los 24ºC y que en Palma de Mallorca lleguen a 25ºC, mientras que en Murcia o Valencia no pasarán de 15ºC a 17ºC.

De cara al jueves, el portavoz espera que siga la probabilidad de chubascos en amplias zonas, excepto Galicia y nordeste de Cataluña, en el tercio occidental de la Península, donde en caso de producirse alguna precipitación, será de carácter débil. Sin embargo, en el sureste, sobre todo en el este de Castilla-La Mancha, mitad sur de la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia, y en Andalucía Oriental, las precipitaciones y chubascos podrán ser localmente fuertes. También el jueves llegarán a Baleares y Del Campo subraya que es probable que el polvo en suspensión cubra amplias zonas de la Península y del archipiélago balear, por lo que algunos de estos chubascos podrían estar acompañados de barro. Las temperaturas subirán en los tercios norte y oeste de la Península y bajarán en el resto, mientras que en el cuadrante sureste, las diurnas estarán entre 5 y 10 grados centígrados más bajas de lo normal para la época.

Por ejemplo, apunta que Cuenca no pasará de los 13ºC ni Albacete, Madrid o Guadalajara de los 15ºC. En León habrá dos grados más. El ambiente más templado estará en los dos extremos, oeste y este, de la Península. Por ejemplo en Lérida, Gerona y Huelva llegarán a 23 o 24ºC. En cuanto al viernes, ve probable que siga la inestabilidad en la mitad este de la Península y también en Baleares, con chubascos que serán más persistentes en el sur de la Comunidad Valenciana. Y como adelanto del fin de semana, prevé que sigan las precipitaciones en el nordeste de la Península y en otros puntos del extremo norte aunque no puede descartarlas en el resto del país.

Aunque en principio es probable que el tiempo sea más estable, sobre todo cuanto más al oeste, las temperaturas tenderán a subir de forma notable y ya desde el viernes se esperan registros propios para esta época del año en buena parte del fin de semana. En cuanto a Canarias, el portavoz pronostica un lunes y martes con cielos nubosos, con algunos chubascos más probables en las islas de mayor relieve, con vientos del noroeste algo intensos. Pero a partir del miércoles volverá a instaurarse el régimen de vientos alisios (del nordeste) que dejará algunas nubes bajas en el norte de las islas e intervalos de nubes altas en el resto, pero sin precipitaciones y con unas temperaturas que no variarán demasiado, con unos 21 o 23ºC en Las Palmas de Gran Canaria y en Santa Cruz de Tenerife.

El tiempo en León: temperaturas en ascenso y lluvias aisladas