viernes. 01.07.2022

Las obras en la torre de control del aeródromo de León ya están en marcha y desde hace diez días la torre portátil que prestará servicio tanto a las operaciones civiles como a las militares ya se encarga de la gestión de todo el tráfico aéreo. La torre portátil es un contenedor del Ejército del Aire que cuenta en su interior con todos los elementos y equipos para controlar tanto los despegues y aterrizajes como las aeronaves que sobrevuelan el territorio leonés, ya que éstas deben dar aviso a los operadores a su paso indicando qué tipo de nave es, su altitud y sus intenciones. En la torre portátil caben hasta cinco operadores y este contenedor es el empleado por el Ejército del Aire —dependiente del Grupo de Transmisiones— en misiones internacionales o de conflicto, cuando tienen que recrear en cualquier territorio un aeropuerto para sus aviones o cazas. De hecho, la torre de control portátil instalada en La Virgen del Camino ya ha participado en este tipo de misiones, como la llevada a cabo por el Ejército español en Afganistán.

La torre de control portátil que sustituye a la fija ya está operativa