lunes. 08.08.2022

La última gran inversión que se ha llevado a cabo en el Aeródromo Militar de León ha sido la intervención en la torre de control militar, de la que también depende la gestión del tráfico aéreo civil. La torre comenzó a construirse en 1920 y a finales de 2018 comenzó su reforma para dotar al edificio de una planta más, además de mejoras técnicas y nuevos equipos para adaptar la instalación a las necesidades de los nuevos aviones.

La reforma de la torre de control se llevó una inversión de medio millón de euros y ahora, la Academia Básica del Aire, cuyo coronel director es también el coronel jefe del Aeródromo Militar de León, está pendiente de sumar puntos de recarga para vehículos eléctricos. Una iniciativa enmarcada en un gran expediente que incluye la instalación de estas áreas en 55 enclaves del Ejército del Aire y del Espacio y que forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia que se sufragarán con los fondos Next Generation.

Además, la Academia Básica del Aire también tiene pendiente la reparación y la mejora del balizaje nocturno para el aterrizaje de los aviones, que cuenta con un presupuesto cercano a los cinco mil euros y que también está pendiente de licitación.

Torre de control renovada y pendiente del balizaje nocturno y puntos de carga para...
Comentarios