viernes. 27.01.2023
DIFÍCIL SITUACIÓN DE LA EDITORIAL

Los trabajadores de Everest advierten del retraso que acumulan en las pagas

La empresa editorial adeuda tres extraordinarias y la nómina de diciembre.

La difícil situación que atraviesa en los úlimos años la empresa editorial Everest está afectando a las percepciones salariales que deben recibir los trabajadores, que además de un proceso de reducción de plantilla han pasado desde 2012 por varios expedientes de regulación de empleo. Desde el comité de empresa se reiteró ayer el impago de nóminas y extras, una denuncia que ya habían hecho el pasado mes de noviembre.

Según los representantes de los trabajadores, a fecha de hoy la compañía leonesa adeuda a sus empleados las pagas extraordinarias de marzo (la de beneficios), junio y diciembre; a las que se suma además la nómina del pasado mes de diciembre.

Una situación que hace temer a la plantilla por el futuro de la empresa, a pesar de que desde hace tiempo se les informa de que están negociando fórmulas de financiación para hacer frente a la situación que atraviesa. De hecho, desde el comité se señala que en los últimos meses los salarios se habían cobrado por partes, pero se habían cobrado, mientras que el de diciembre todavía no lo han percibido.

Otra cuestión es la de las pagas extraordinarias, que no se perciben desde la pasada primavera, según han denunciado varias veces. En cualquier caso, los problemas en el pago de los sueldos se vienen sucediendo desde mayo, lo cual ha incrementado la inquietud en la que vive la plantilla desde hace más de dos años.

Expedientes

Aunque la postura del comité de empresa siempre ha sido cautelosa, en espera de que la empresa concluya las negociaciones que lleven a refinanciar sus actividades y a mantener el negocio, los retrasos en los pagos inciden en esta preocupación.

También reconocen que la empresa atiende los pagos de aquellos trabajadores con mayores dificultades económicas, pero la situación se complica para los más de 300 trabajadores que aún mantiene la empresa leonesa.

Everest llevó a cabo en septiembre de 2013 un expediente de extinción de empleo para una cuarta parte de su plantilla, casi un centenar de sus entonces alrededor de 400 trabajadores. Los expedientes de suspensión temporal de empleo y reducción de jornada se habían iniciado en mayo de 2012, y la reduccción de jornada y de salarios se ha mantenido en los últimos meses en un intento de lograr la viabilidad económica de la empresa leonesa.

Los trabajadores de Everest advierten del retraso que acumulan en las pagas
Comentarios