miércoles. 01.02.2023

A medias se han quedado los bomberos del parque de la capital leonesa. Con la mitad de la aportación que en cada ejercicio económico perciben por sus actuaciones fuera del término municipal de León, gracias a la partida que cada año aprueba la Diputación. Un compromiso, iniciado en el año 1984, que queda condicionado ahora por la decisión del anterior equipo de gobierno PSOE-UPL, que aprobó en Pleno a finales del 2009 que el servicio de prevención, extinción de incendios y salvamento no saldría fuera del término municipal a partir del 30 de enero del 2010. Pese a que la decisión no se llevó a cabo, dado que los bomberos mantuvieron su actividad de manera ordinaria, la administración provincial se agarra al acuerdo, que no fue revocado después, para haber dispuesto tan sólo el dinero correspondiente a los seis primeros meses del año 2010: 89.828 euros, en vez de los 192.178 euros que se aprobaron en el 2009.

El resultado del rebote de decisiones se carga sobre los hombros de los 76 integrantes de la plantilla de bomberos que prestó servicio en el 2010. La pérdida del dinero afecta de manera directa a los funcionarios, a los cuales se reparte de forma proporcional la partida que cada año aprueba la Diputación Provincial por las actuaciones fuera del término municipal de León. Un dinero, que cada bombero recibe de una vez cuando se liquida el ejercicio precedente, que se queda en 1.181,94 euros. La mitad de lo que deberían haber percibido si el Ayuntamiento hubiera adoptado un nuevo acuerdo en el que revocase la decisión inicial del equipo de gobierno precedente.

Solicitud del 2011 y 2010. La solución a esta pérdida pasa por las gestiones que realizará el actual equipo de gobierno para solicitar la partida correspondiente al recién terminado 2011. El Ayuntamiento, que ultima la documentación acreditativa, cursará la solicitud para recibir los más de 190.000 euros del último ejercicio. Un documento, según avanza Gavilanes, en el que se añadirá un anexo para intentar que la Diputación abone los 6 meses que no ha desembolsado por el 2010, ya que el servicio se mantuvo de manera efectiva.

El dinero que cubre el compromiso de la administración provincial hasta ahora no se paga al Ayuntamiento de León de forma directa. De acuerdo al funcionamiento tradicional la Diputación lo usa para compensar deuda pendiente, lo que hace que el pagador del talón que reciben los bomberos al final sea el consistorio.

Los trabajadores sólo han cobrado la mitad de lo que aporta la Diputación