domingo 16/5/21
Formación de conductores

Tráfico aborta el intento de desvío de aspirantes al carnet a otros territorios

Auto escuelas leonesas valoraron trasladarse a provincias limítrofes para aliviar la lista de espera
Un alumno toma una clase práctica de conducción en una autoescuela de Ponferrada. LUIS DE LA MATA

En un intento por aliviar la lista de espera de aspirantes a obtener el permiso de conducir en León, las academias de formación buscaron asentarse en territorios limítrofes con la provincia leonesa; era una medida de urgencia con la que dar fluidez al proceso de pruebas, que en León encalló desde hace meses por escasez de funcionarios para dar respuesta a la demanda.

La operación no pasó de ser una intención, porque los responsables de Tráfico abortaron de raíz cualquier posibilidad de que cuajara esa alternativa, al negar la actividad de las auto escuelas de la provincia leonesa que llegaron a iniciar el procedimiento para comenzar a trabajar en territorios limítrofes; la provincia de Orense y la de Zamora, por la mayor proximidad y facilidad para el acceso desde diversas localidades del territorio leonés, acaparan los puntos más recurrentes para intentar la apertura y traslado de negocios de autoescuelas, que luego darían derecho a tramitar las licencias de exámenes bajo la circunscripción de aquellas jefaturas provinciales de tráfico, que no sufren los problemas de atasco administrativo que ahoga ahora a este organismo en León.

El último recuento hecho público por el sector de las auto escuelas de León elevaba ya por encima de los 3.500 a los aspirantes a obtener el carnet de conducir en lista de espera; desde aquel momento, la cuestión no ha hecho más que empeorar. La única novedad que alienta una salida a medio plazo es el anuncio de los parlamentarios socialistas sobre una solución aproximada a la necesidad: «El Gobierno va a cubrir esas plazas con dos personas que vengan del curso que se está realizando en el centro de examinadores de formación de Móstoles, que finalizará en febrero», anunció días atrás el diputado y secretario de los socialistas leoneses, Javier Alfonso Cendón.

Proceso bloqueado
Los centros de formación leoneses buscaron esta alternativa para auxiliar a más de 3.500 alumnos

La jefatura de tráfico de León ha perdido a cuatro de sus nueve funcionarios examinadores, además de quince funcionarios. Antes de que termine el primer trimestre de este año, está prevista la jubilación de otros dos examinadores.

Los cinco que se mantienen activos. tienen un margen de maniobra tan limitado que no repercute en el alivio de la lista de espera, que se puede rebajar a ritmo de nueve exámenes por jornada, los días en los que están fijados los ejercicios prácticos. Eso, en el caso de que se trate de pruebas para acceder al permiso de B-1; porque cuando entran en liza aspirantes a permisos de tipo profesional, el tiempo de duración del examen es más amplio y reduce el número de los que se pueden llevar a efecto en una jornada.

Algunos ejemplos
Zamora y Orense eran algunos de los enclaves elegidos, por la facilidad de acceso desde León

Mientras, en una situación de agravio sin precedentes con el resto del territorio español, que pone en solfa las condiciones de igualdad y trato que obligan a la administración pública, los aspirantes al permiso de conducir, la mayoría jóvenes en torno al tramo más inmediato a la mayoría de edad, se disponen a lidiar con la paciencia mientras les llega la hora. La ratio de funcionarios se queda lejos de la demanda, esta vez y en este caso.

Tráfico aborta el intento de desvío de aspirantes al carnet a otros territorios
Comentarios