lunes 25/1/21
El sector, en precario

Tráfico fía ahora para 2021 las nuevas plazas de examinadores de conducir

Jefatura ya ha trasladado la escasez en León al Ministerio de Administraciones Públicas
Un examinador de conducir con una alumna. JESÚS F. SALVADORES
Un examinador de conducir con una alumna. JESÚS F. SALVADORES

«Saldrán nuevas plazas de examinadores de conducir el año que viene pero ahora es imposible precisar más». Así respondió ayer el Jefe Provincial de Tráfico, Gonzalo León, al malestar existente entre las autoescuelas leonesas por la escasez de examinadores y el colapso que esta situación está provocando, agravada este año por las restricciones y el parón que causó la pandemia. Las autoescuelas cifran en más de un millar los alumnos que están esperando para examinarse del práctico y obtener el carné de conducir. «Sacan el teórico con normalidad pero el práctico tienen que esperar dos meses para hacerlo y eso con suerte», afirman los profesionales del sector. Un coordinador (que ahora está de vacaciones y no se reincorporará al trabajo porque se jubila el próximo mes) y cinco examinadores, conforman todo el plantel para atender las necesidades de la provincia. Y en febrero del próximo año se jubilarán dos de ellos, dejando el plantel bajo mínimos.

Gonzalo León dijo conocer la situación del sector pero precisó que la responsabilidad de convocar nuevas plazas de examinadores es del Ministerio de Administraciones Públicas. «Y ya se lo hemos comunicado. Todo esto se lo hemos planteado al Ministerio pero lo demás escapa a nuestras competencias», subrayó el responsable provincial.

Sin concretar
El responsable provincial asegura que ahora no se puede precisar ni cuántas ni cuándo saldrán

En todo caso, lo que no pudo precisar es cuantas plazas saldrán para León ni cuando se convocarán. «Mi impresión es que antes del verano tienen ya que salir las nuevas plazas, pero insisto en que es imposible ser más concreto ahora mismo. Lo que nos gustaría a todos es que fuese cuanto antes».

Hace una década, León contaba con diez examinadores de conducir, una cifra que se ha reducido a la mitad y que con las tres jubilaciones a muy corto plazo quedará aún más recortada.

Así las cosas, en los próximos meses continuará el enorme tapón que tienen ahora mismo las autoescuelas leonesas con las listas de aspirantes a obtener el carné de conducir creciendo cada vez más. Los profesores de las autoescuelas aseguran que antes del cierre de toda actividad por la pandemia estaban examinando a sus alumnos cada diez días. Desde que se recuperó la actividad el pasado mes de junio, cada autoescuela ha tenido solamente tres exámenes y entre las dos últimas pruebas han transcurrido más de dos meses.

Tráfico fía ahora para 2021 las nuevas plazas de examinadores de conducir